Los ministerios de Hacienda y Producción ya tienen casi listo el decreto que se publicará en el Boletín Oficial y que dará a conocer los sectores que no tendrán reintegros a la exportación, y dónde habrá excepciones para las pymes de sectores productivos más vulnerables en el actual contexto económico.

Según Producción la decisión de los niveles de reintegros a las exportaciones tiene un impacto fiscal de $34.000 millones hasta fines de 2019, lo que resulta equivalente al 0,3% del PBI y representa el 20% de la reducción del déficit fiscal estimado para dentro de dos años.

La medida se debe, en parte, a que el tipo de cambio nominal acumula un aumento del 50% desde principios de año, lo que significa un salto en los niveles de competitividad.

Sin embargo, distintos sectores consultados manifestaron que la mejora en el plano externo recién empezó con un dólar a $30, con lo cual la no devolución de los impuestos significa un retroceso.

Es el caso por ejemplo del rubro vitivinícola dado que deberá afrontar impuestos por u$s55 millones por año. Al respecto, un trabajo de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) señaló que el sector soporta una carga impositiva del 65,4 por ciento; en tanto que en la producción primaria esta relación es de 43,4 por ciento.

Fuentes de ambas carteras señalaron que está lista la "letra chica" a partir de los "cálculos" para evitar un desfasaje a sectores que se entiende presenta un panorama distintos a las empresas que tienen "mayor" espalda financiera. Además habrá una devolución de los reintegros mas "ágil", de forma automática algo que hasta la fecha no pasa.