El repunte de la inflación, que de acuerdo a los datos del Indec fue del 24,2% en septiembre comparado con el mismo mes de 2016, complica los créditos hipotecarios ajustados por UVA: segun un informe privado, de mantenerse la inflación cercana al 20% durante los próximos cinco años, la cuota del prestamo crecería mas del 200% y el capital adeudado se incrementaría hasta un 170%. Preocupa a economistas la capacidad de pago de los tomadores del préstamo y la solidez del sistema.

El trabajo del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), que lleva las firmas de los economistas Lucas Villani y Eva Sacco, analiza el riesgo inflacionario en los préstamos UVA, sus efectos en el salario real y la dinámica en el tipo de cambio. En este sentido, el informe del CEPA destaca como afecta una inflación por arriba del 20% a los créditos hipotecarios ajustados UVA, ya que si se considera que la mediana de la inflación desde 1943 registra un guarismo del 25%, y al excluir los valores extremos de las hiper inflaciones de 1989 y 1990, la media resultó 23,79%. De esta manera, si se aplica esa inflación promedio a un crédito hipotecario de 1.341.888 pesos de capital, que comienza pagando en la primera cuota 6.035 pesos, a los 5 años se estará abonando $18.263 de cuota y deberá al banco unos 3.640.558 pesos. Es decir que la cuota inicial más que se triplica (+203%) y el capital adeudado prácticamente se duplica (+171%).

Otro tema que destaca el trabajo es que con un paritarias por debajo de la inflación, "el esfuerzo del pago del crédito posiblemente puede comprometer más del 30% del ingreso, pudiendo llegar fácilmente al 40% del salario, en tanto también señala los efectos nocivos que causa la suba del dólar ya que la La historia de recurrentes devaluaciones o depreciaciones y su correlación positiva con la inflación, incrementan el riesgo de repago de los créditos UVA".