La nueva Ley Nacional de Riesgos del Trabajo, que tiene como objetivo reducir el nivel de litigiosidad laboral, comenzó a regir hoy en la provincia de Buenos Aires a partir de la publicación de la adhesión a la norma en el Boletín Oficial. La norma número 14.997-sancionada el mes pasado en el marco de una sesión especial de la Cámara de Senadores bonaerense- era reclamada por el sector empresario, las aseguradoras, e incluso por el gobierno nacional y el provincial.

Ese pedido fue explicitado tiempo atrás por el propio presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal, por considerar que existe una “industria del juicio” que incrementa de manera considerable los costos laborales y resta competitividad a las empresas.

El 19 de mayo la propuesta había sido aprobada en la Cámara de Diputados, pero luego quedó trabada en el Senado debido al rechazo de los bloques de la oposición, quienes plantearon que “va en contra de los derechos de los trabajadores” y que tiene por objetivo la “ flexibilización laboral”.

Finalmente, la adhesión se convirtió en ley durante una sesión que se llevó a cabo el 14 de diciembre último. La norma bonaerense adhiere a lo dispuesto por la Ley Nacional 27.348, sancionada por el Congreso Nacional en febrero del año pasado que -entre otros aspectos- establece a las comisiones médicas como instancia administrativa previa, obligatoria y excluyente, como paso previo a cualquier reclamo judicial de un trabajador por enfermedad o incapacidad.

Además, la ley le pone a esas comisiones un plazo de 60 días hábiles -prorrogables “por cuestiones de hecho debidamente fundadas‘- para expedirse.