Un ataque informático, “altamente profesional con sofisticada ingeniería social”, logró sustraer más de 4.700 bitcoins (un valor superior a los 78 millones de dólares, según la cotización de esta tarde) de la plataforma eslovena NiceHash, especializa en el minado de critptomonedas”, según asumió la propia firma. 

“Es importante destacar que nuestro sistema de pagos se vio comprometido y los contenidos de la billetera de Bitcoin NiceHash fueron robados”, admitió la firma hoy en un comunicado, en el que indicó que “claramente, esto es motivo de gran preocupación”.

Asimismo, pidió “disculpas a los usuarios”, a quienes les aconsejó que modificaran sus contraseñas, y aseguró que resolverán las dificultades “en el plazo más breve posible”.

‘Estamos trabajando para verificar el número exacto” de bitcoins robados, señaló, aunque el jefe de Marketing de la empresa, Andrej P. Škraba, sostuvo en declaraciones al diario inglés The Guardian que se trataría de más de 4.700 bitcoins, que a la cotización de hoy equivale a más de 78 millones de dólares. 

NiceHash es un mercado de divisas digitales apuntado a los “mineros”, como se llama a las personas (o grupos) que disponen la capacidad de procesamiento de las computadoras para validar las transacciones en estas divisas (proceso que a su vez, en casos como el del Bitcoin, genera la divisa).

En concreto, NiceHash conecta a las personas que buscan vender el poder de cómputo sobrante de sus equipos.

Esto significa que no se trata de un ataque contra el Bitcoin en sí, si no contra una de las miles de plataformas que comercian esta divisa: en una analogía con una moneda física, es como si se atacara el sistema de un banco para robar dólares.

Por eso, este incidente no impactó en el precio de la critpomoneda, que en las últimas 24 horas mostró un crecimiento superior al 26% y cotizaba esta tarde por arriba de los 16.500 dólares, según el sistema de monitoreo de divisas digitales Coin Market Cap.

Este aumento significa una suba de más de 1.600 por ciento desde el 1 de enero, cuando el valor de la criptodivisa era de 961 dólares.

Esta fuerte tendencia alcista hizo que en los últimos meses los servicios que compran y venden bitcoins, así como las llamadas “billeteras” (el equivalente a los home banking para las criptodivisas) hayan caído en la mira de los ciberdelincuentes.

Ayer mismo, el mercado de compra y venta Bitfinex informó haber sufrido el lunes un ataque de denegación de servicio (DDoS, como se llama a los incidentes que sobrecargan los servidores atacados y los voltean) que lo obligó a suspender sus opeaciones momentáneamente.

Un informe publicado en noviembre por la firma de seguridad informática Kaspersky llamó la atención sobre la cantidad de ataques contra este tipo de servicios.

‘Detectamos un aumento en las actividades de spam relacionadas con la criptomoneda. Los delincuentes han utilizado con éxito varios trucos para engañar a los usuarios y robarles su dinero”, aseguró el estudio.