El presidente y CEO del Grupo Techint, Paolo Rocca, reclamó ante la Organización Mundial de Comercio que se apliquen límites a las empresas chinas por los subsidios estatales, y alertó por los "desequilibrios" que genera en el comercio mundial. Fue en el marco del Foro Empresarial que se realizó en la 11ª Conferencia Ministerial.

El líder de la multinacional argentina afirmó que el mundo está "en un momento de transformación en el plano de las relaciones comerciales globales", pero alertó que "el ingreso de China en el sistema de comercio mundial, con una velocidad que pasó del 2% al 14% del comercio y que llega al 18% en comercio de productos industriales, puso una tensión muy fuerte sobre el conjunto de relaciones de comercio global".

"Hoy necesitamos una globalización que sea sostenible y lo importante son las reglas de juego. Hoy tenemos presencia de empresas de propiedad estatal que han interferido en el mantenimiento de un campo de juego equilibrado (leveled playing field) y lo han alterado", enfatizó.

Rocca, quien además es presidente y chair del grupo de trabajo Comercio e Inversión del B20, pidió que las reglas de comercio global "se tienen que aplicar con transparencia". "Esto es un desafío muy importante para la comunidad mundial. Necesitamos un mundo con reglas, con transparencia y roles claros de las empresas de propiedad estatal, con promoción de inversiones en campos de juego nivelados que acompañen y logren una integración comercial".

A pesar de los reclamos, se mostró "optimista de que el comercio seguirá siendo un motor fuerte de crecimiento global" aunque lo supeditó a que se materialice "en la medida en que haya distintas reglas del juego que permitan evitar un conflicto entre globalización y la gobernabilidad".

"Desde mi punto de vista, cuando hay una transformación tan fuerte como el proceso de globalización, hay que romper paradigmas en la forma en que aplicamos las reglas del comercio global e inversión", afirmó, al mismo tiempo que el "desafío hoy no es probar que la globalización es buena, nuestro desafío es cambiar la manera en la que actúa la globalización para que sea en favor de los intereses de la gente".