El jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el CEO de Techint, Paolo Rocca, se mostraron en la misma sintonía en una recorrida que el funcionario nacional realizó por la fábrica que el grupo tiene en Campana, en el medio de las tensiones que se desataron entre el Gobierno y la cúpula de la UIA. Junto a ellos estuvo el vicepresidente primero de la entidad industrial y principal ejecutivo de la multinacional argentina, Luis Betnaza, quien será uno de los tres empresarios que participarán en el cónclave agendado para el lunes próximo para limar asperezas y buscar puntos en común por la crisis de competitividad que atraviesa el sector manufacturero.

La visita de Peña se comunicó luego de la recorrida, pero estaba coordinada de hace tiempo. De hecho, la invitación de Rocca al jefe de Gabinete la hizo en el evento ProPymes que realiza Techint con su cadena de valor y se iba a realizar en noviembre pasado, pero quedó postergada por la agenda legislativa de ese momento, que incluía la aprobación de la polémica ley de jubilación.

Sin embargo, la foto de Peña entre uno de los máximos empresarios industriales del país, en el medio de un ping-pong discursivo con fuertes críticas al modelo económico y a la falta de inversión privada, según la mirada de cada espacio, sirvió como señal de alivio entre los industriales que buscaban calmar las aguas, y de aceptación del Gobierno de reabrir el diálogo.

Según señalaron fuentes de la T, durante la recorrida sólo hubo tiempo de mostrarle a Peña el funcionamiento de la fábrica, sin que se hayan colado los debates por los problemas de competitividad de los que se quejan los industriales. Aunque sí hubo un análisis sobre el impacto que tendrá para el Grupo y el comercio exterior argentino la decisión de la administración Trump de restringir el ingreso de acero y aluminio.

De hecho, el Ministerio de Producción, horas más tarde del encuentro Rocca-Peña, anunció que "el Gobierno argentino dialogará con las autoridades correspondientes de los EEUU con miras a lograr la excepción de esos aranceles para las exportaciones argentinas de ambos productos". El comunicado aclaró, sin embargo, que la decisión ya estaba tomada: el Ministerio de Producción y la Cancillería Argentina enviaron el viernes pasado - ante la inminencia del anuncio hoy concretado - sendas notas al titular del Departamento de Comercio así como al Representante de Comercio norteamericano precisando los motivos por los cuales nuestro país entiende debería quedar exento de esta aplicación arancelaria".

La espuma por el conflicto Gobierno-UIA llevó a que el presidente de los industriales volviera a aparecer públicamente para minimizar los contrapuntos entre ambas partes. "No fue más que una catarsis y que alguna de esas cosas (que se plantean en la reunión), salga en alguno de los medios especializados no se puede evitar. Eso fue lo que pasó", sostuvo en declaraciones a radio Mitre.

Además de Peña, Rocca y Betnaza, estuvo Javier Martínez Álvarez, presidente de Tenaris Cono Sur; el secretario de Comunicación Pública, Jorge Grecco; y el subsecretario de Asuntos Institucionales, Matías García Olivera.