Minutos después de la publicación del IPC de mayo, el presidente del Banco Central, Guido Sandleris brindó una conferencia de prensa en la que hizo comentarios acerca del desempeño de un programa monetario que genera discusiones y reconoció que hay riesgos provenientes del exterior como la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Sin embargo, consideró que hay dólares suficientes como para evitar un salto cambiario que vuelva a disparar la inflación.

Para el titular del BCRA, ya están sentadas las bases para que esta vez la desinflación sea un hecho: "Están dadas las condiciones macroeconómicas para que esto suceda. El equilibrio fiscal, un tipo de cambio competitivo y precios relativos no distorsionados".

En los ocho meses de apretón, el promedio fue de 3,6%, superior al 3,3% de la previa

Sandleris admitió que las potenciales amenazas son la externa, por la guerra comercial entre China y Estados Unidos, y la interna, por la incertidumbre electoral. Para ambos casos, considera que el BCRA tiene "los dólares suficientes".

Desde la consultora LCG pusieron en discusión esa idea y afirmaron: "No podemos descartar nuevas tensiones en el mercado de cambios. Si este fuera el escenario, podría iniciarse un régimen de funcionamiento de la economía en un nivel de inflación aún más elevado. La posibilidad de espiralización de la inflación, que se podría desencadenar debido a mecanismos de propagación sustentados en una fuerte indexación que existe en la red de contratos de nuestra economía, no debe resultar una preocupación menor".

En cuanto al plan monetario, Sandleris destacó que "desde la implementación del esquema, vimos una caída importante en los niveles de inflación. Venimos de 6,7% en septiembre. Ahora es menos de la mitad. Ya estamos viendo los efectos de la política monetaria".

Sin embargo, mientras la emisión fue virtualmente de 0% desde octubre del año pasado, la inflación promedio durante ese mismo período fue de 3,6%. En los ocho meses anteriores había sido de 3,3%. Es decir: hubo aceleración.

Lo cierto es que en la comparación interanual, lo que se observa es aceleración. El número del Indec fue 57,3% mientras que en septiembre fue de 40,5%. Otra comparación posible es la de los promedios mensuales. Lo resaltó el economista Mariano Kestelboim: "El promedio de los últimos meses es superior al de los meses anteriores a la implementación del nuevo programa. Eso es aceleración. Incluso se lo ve al comparar con el promedio de los dos años previos y también contra el último año del gobierno anterior, que según el IPC Congreso era de 2,2% mensual. Este programa genera una asfixia monetaria que repercute en que se achique la producción y el poder adquisitivo de los trabajadores. Pero no se achican los precios".

Para lo que viene, Sandleris confía en que se consolidará la desaceleración

Con todo, Sandlerís afirmó: "Estas cifras siguen siendo muy altas. Están todavía muy lejos de los niveles aceptables. Estoy convencido de que, si persistimos en esta política monetaria estricta que estamos llevando adelante, la inflación seguirá bajando. De hecho, esperamos que la inflación en junio sea menor que la que tuvimos en mayo".

Además, sostuvo que el BCRA insistirá con la rigidez del programa monetario. "Seguiremos siendo estrictos, llevamos 8 meses de tasas de interés positivas para los ahorristas en pesos, lo cual es excepcional para la historia argentina", dijo.

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos