Las compañías argentinas profundizaron el financiamiento en el mercado de capitales durante 2017, un año en que el acumulado rondó los $300 mil millones. Expresado en dólares, el fondeo creció 37 por ciento, en comparación interanual. Y las Obligaciones Negociables (ON) fueron el instrumento de más peso en el fondeo total, con mayor participación de las emisiones internacionales.

De acuerdo con el informe anual de la Comisión Nacional de Valores (CNV), la emisión acumulada de ON durante 2017 escaló a $163.528 millones, un 25 por ciento superior al 2016. Aunque sin considerar las emisiones de YPF, el monto colocado por las emisoras a través de este instrumento se incrementó a una tasa del 37 por ciento intearnual.

"Prácticamente, el 75 por ciento de las empresas que se fondearon mediante ON en el exterior pertenece al sector energético, que tienen necesidades de financiamiento para encarar proyectos de infraestructura en todo el país. Y cerca del 40 por ciento tuvieron como destino el refinanciamiento de pasivos o pago de intereses", explicó Sebastián Maril, de Research for Traders.

De hecho, el único emisor internacional que creció en monto de financiamiento durante el último año fueron las empresas. Colocaron en el exterior unos u$s7.900 millones, un incremento de 70 por ciento en relación con el año previo, según datos de Research for Traders.

A las empresas energéticas le siguieron las financieras, que acumularon cerca del 37 por ciento del total de emisiones de deuda corporativa, nacionales e internacionales. Y a éstas, las empresas vinculadas con la construcción e infraestructura, y las industrias.

La CNV completó que las emisiones locales de ON han sido más dinámicas que las efectuadas en los mercados externos, al crecer a una tasa superior (+28%) a la de aquellas (+24%).

En términos generales, la CNV detalló que a lo largo del 2017 se colocaron 220 ON. La mayoría, unas 170 (77 por ciento), fueron emitidas bajo el Régimen General, 21 bajo el Régimen simplificado de PyMEs (10%) y 13 bajo el nuevo Régimen PyME CNV Garantizada (6%). Las 16 restantes adoptaron la forma de Valores de Corto Plazo (7%), 15 bajo el Régimen General y 1 mediante el Régimen PyME CNV. En conjunto, se colocaron 17 unidades más que en el año 2016 (+8%), detalló la CNV.

Las perspectivas para este año son auspiciosas para las compañías locales. Aysa planea debutar en el mercado internacional con un bono por u$S1.000 millones, mientras Genneia también planea fondearse en el exterior. En total, se estima que las empresas domésticas harán próximamente anuncios de colocación de deuda por unos u$s5.000 ó 6.000 millones.