El empleo registrado avanzó 2,1% en noviembre frente al mismo mes del año anterior, al crearse 253.200 nuevos puestos de trabajo en relación a 2016. Frente a octubre, la suba fue de 0,1% o 8.700, de los que casi la totalidad fueron asalariados del sector privado, que así alcanzaron 6.277.700 y lograron superar el máximo registrado en 2015. En tanto, los monotributistas tuvieron una contracción del 5,7% mensual con 5.700 lugares menos, aunque en el acumulado en los últimos doce meses aportaron 73.300 y encabezaron las altas por fuera del sector público.

El ministerio de Trabajo dio a conocer ayer los indicadores laborales correspondientes al penúltimo mes de 2017, que mostraron un crecimiento del empleo formal del 1,9% interanual en el sector privado (sumaron 160.000), del 1,2% en el público (39.000) y de 14% en los monotributistas sociales (53.700). En comparación a octubre, el alza fue de 0,1%, 0 y 0,5%, ya que registraron altas de 6.100, 300 y 2.100, respectivamente.

Los autónomos fue la única categoría en donde el empleo en blanco bajó, con un descenso interanual del 2,4% (-9.800) y un estancamiento mensual. Por su parte, los empleados de casas particulares se incrementaron 0,7% (3.100) en relación a octubre y 4,3% contra noviembre de 2016, con casi 20.000 trabajadores más.

Los asalariados fueron los que más aportaron en términos absolutos a la creación de empleo formal con 77.200 más (1,2%) en comparación a un año atrás y 8.600 (0,1%) frente a octubre. En los primeros siete meses los monotributistas hicieron un aporte similar con 73.300 trabajadores (4,9%), más allá de la contracción de 0,4% de noviembre.

Pero acaso lo más llamativo de las cifras oficiales es el hecho de que el número total de asalariados se encuentra por primera vez por encima del nivel de 2015. Después de una fuerte contracción durante 2016, el 2017 fue un año de recuperación pero hasta octubre la cantidad de empleados en blanco con esta condición continuaba debajo del pico de hace dos años.

Los 77.000 nuevos puestos creados en el rubro asalariado durante el año que pasó acerca al Gobierno del objetivo de 80.000 con los que esperaba cerrar el 2017, según estimó el subsecretario de Políticas, Estadísticas y Estudios Laborales, José Anchorena.

Sector por sector
Por rama de actividad, la industria manufacturera continúa siendo el principal empleador con 1.190.000 trabajadores, a pesar de haber perdido 19.300 puestos en noviembre frente a igual mes de 2016. En Trabajo creen que se encontró un piso en el sector teniendo en cuenta que la variación frente a octubre fue del 0 (se crearon 400 puestos).

Lo mismo parece estar ocurriendo en minas y canteras, que incluye la actividad petrolera, en donde hubo una suba tenue de 0,4% mensual ó 300 empleos, totalizando 78.100. En la medición interanual la actividad se redujo 3,2%, con unos 2.600 puestos menos, situación que se arrastra desde que comenzó a caer el precio del barril y las dificultades en la producción minera y de hidrocarburos.

El sector más dinámico continuó siendo la construcción con un alza del 10,7% interanual y 0,5% mensual, seguida del Comercio y reparaciones que sumó 1.300 empleos en relación a octubre y Agricultura, con 1.100 puestos más.