Luego de dos meses y medio de calma cambiaria, el dólar se despertó ayer: trepó 2% y en un día borró la baja que había acumulado en las últimas dos semanas. El tipo de cambio minorista subió 55 centavos, a $43,40 en el promedio de la city, mientras que el mayorista se disparó 80 centavos, a $42,40, con una escalada sobre el cierre que no se terminó de plasmar en las pizarras de los bancos. Con menos divisas del agro y dolarización preelectoral, los analistas esperan que la tensión vaya en alza de acá a las PASO y que el Banco Central intervenga para moderar la volatilidad. En el mercado advierten que algunos fondos empezaron a cerrar posiciones en pesos.

La suba se dio pese a que se negociaron US$ 700 millones a lo largo de la rueda, un nivel en línea con lo habitual. En particular, en los últimos 15 minutos y con operaciones por apenas US$27 millones, la cotización mayorista aumentó 40 centavos y reflejó la falta de liquidez en el mercado, un problema que ya había despertado preocupación en la autoridad monetaria en marzo y abril, antes de la paz instaurada con el aval del FMI a la venta de reservas.

A menos de un mes de las primarias, la demanda de divisas por coberturas creció al tiempo que la oferta aflojó, en sintonía con el fin de la cosecha gruesa de soja. Así, el peso fue la moneda emergente que más se devaluó: el alza local cuadruplicó la que ocurrió en Brasil, la segunda mayor.

El clima electoral gana peso en la cabeza de los argentinos con capacidad de ahorro. A partir de ayer los plazos fijos que se renueven vencerán después del 11 de agosto. "Eso genera incertidumbre", advierten en el mercado. En ese marco, algunos fondos que ingresaron en los días de calma para hacer la bicicleta empezaron a armar las valijas. "Es probable que este despertar del billete tenga que ver con las cercanías de las PASO. Algunos inversores decidieron cerrar posiciones del carry trade y pasarse a moneda dura", señaló Eduardo Fernández, operador de Rava.

Con operaciones por sólo US$27 millones, el tipo de cambio se disparó a 15 minutos del cierre

"La liquidación de los exportadores irá mermando por cuestiones estacionales y se acercan las elecciones, que puede hacer que algunos tenedores de plazos fijos empiecen a retirar sus fondos y dolarizarse. Lo que uno espera es que de acá a las PASO el dólar tenga mayor presión alcista. También dependerá de lo que pase afuera, porque el contexto internacional venía jugando muy a favor y, si esto se termina, se puede complicar aún más", planteó el analista financiero Christian Buteler.

Así, apuntó que pronto podrían debutar las intervenciones directas con ventas de reservas del BCRA, que ayer sumó poder de fuego gracias a la ampliación de las posibilidades de venta de contratos de dólar futuro que autorizó el Fondo (ver página 3). Por lo pronto, ayer la entidad apaciguó la baja de la tasa de Leliq, que quedó en 58,83%.

En tanto, el economista Sergio Chouza sostuvo: "Empieza a haber una toma de ganancias y de acá a las elecciones van a salir capitales especulativos que ingresaron a fines de mayo, lo que puede traer tensiones. El Central va a intervenir para evitar una volatilidad diaria grande que impacte sobre la imagen electoral del Gobierno. Tienen espalda porque además de la intervención en el segmento de contado, ganaron poder en futuros. Y hay margen para que el dólar suba 20/25% sin que en el consolidado de 2019 la devaluación supere la inflación".

noticias relacionadas

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos