Con los mercados globales atentos a la decisión sobre tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos, que finalmente definió mantenerlas, el peso extendió hoy su rebote. En una rueda de debilidad del dólar en el mundo, el tipo de cambio minorista cedió 21 centavos a $44,50 en el promedio de los bancos de la city porteña y el mayorista bajó 18 centavos a $43,30. La tasa de Leliq sumó su decimotercera baja en fila.

Fue una jornada de cautela entre los inversores especulativos, que operaban con la expectativa de que la Fed, la autoridad monetaria estadounidense, aflojara la tasa de interés para contener la desaceleración del crecimiento mundial producto de la guerra comercial. Aunque prometió actuar hacia delante con la mira puesta en "sostener la expansión" económica de EE.UU., la entidad conducida por Jerome Powell la mantuvo en el rango de 2,25% a 2,50%.

La divisa estadounidense operó en baja durante toda la rueda y, tras la decisión de la Fed, terminó con una devaluación del 0,5%. Así, la recuperación del peso coincidió con la del resto de las monedas emergentes.

Hubo un leve incremento en el volumen de operaciones, que alcanzó los US$741 millones. Sin embargo, la oferta de divisas volvió a prevalecer.

"En otra rueda con franca tendencia vendedora, la divisa norteamericana se acomodó en niveles que no se repetían desde fines de abril", apuntó el operador Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio.

Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios, describió: "El mercado comenzó al alza pero con el correr de las horas la demanda se fue diluyendo y siguió la tendencia de ayer, con ofertas de exportadores e inversores y con bancos deshaciendo posiciones, aprovechando el día feriado de mañana y la tasa de interés de inversión".

De esta forma, el dólar extendió la calma que experimenta desde que el FMI autorizó al Banco Central a vender reservas para contener una eventual corrida durante la campaña electoral.

En ese marco, el Central convalidó la decimotercera baja consecutiva de la tasa de Letras de Liquidez (Leliq), que hoy recortó 66 puntos básicos y quedó en 65,4%, el menor nivel desde mediados de marzo.

La rueda del viernes, después del feriado de mañana, será una prueba importante para el BCRA ya que el vencimiento del bono dual y el pago de intereses del bono en pesos a tasa de política monetaria entregarán a tenedores extranjeros el equivalente en pesos a alrededor de US$200 millones que podrían dolarizarse y presionar sobre el tipo de cambio.