El Banco Central definirá hoy el nivel de Tasa de Política Monetaria, en un contexto complejo por la escalada del dólar, que saltó ayer a un máximo histórico de 20,48 pesos, y por el recalentamiento de la inflación minorista que amenaza con llegar a 3 por ciento en febrero. Una menor oferta de dólares en el mercado aumentó la presión sobre la divisa.

"Entendemos que le faltan a la entidad argumentos para un nuevo ajuste, pero la realidad es que no lo podemos descartar", mencionó Sabrina Corujo, economista de Portfolio Personal. Para ella, la autoridad monetaria debería limitar cualquier recorte. "No obstante, se estará sobre el peso de la política sobre la decisión", agregó.

Desde que el Poder Ejecutivo relajó la meta inflacionaria, el 28 de diciembre último, hasta 15 por ciento, la entidad que preside Federico Sturzenegger recortó dos veces la tasa de interés del centro del corredor de pases, por un total de 150 puntos básicos hasta 27,25%. Pero el último 14 de febrero, la dejó sin cambios con un efecto expansivo de 95 mil millones de pesos (en las cuatro ruedas posteriores, absorbió 26.000 millones vía Lebac y 49 vía Leliq).

Tasa, inflación y dólar

Esa decisión del Gobierno y los posteriores recortes de tasa tuvieron impacto directo sobre el mercado secundario de Lebac, sobre la divisa estadounidense y sobre la inflación. Desde el 27 de diciembre hasta hoy, la tasa de Lebac cayó 100 puntos básicos en ese mercado, el dólar subió 9 por ciento en el promedio de pizarras del centro porteño y la inflación núcleo no desaceleró en los dos primeros meses de 2018.

"Hoy el BCRA debería de sostener la tasa de interés, a la espera de que lleguen registros de inflación más acordes con su meta", dijo el economista Jefe de Elypsis, Gabriel Zelpo. Si bien no descarta un recorte, considera que "no sería la decisión más acertada dado el actual contexto inflacionario".

Precisamente, el índice de Precios Minorista (IPC) cerró enero con una inflación de 1,80% y los analistas esperan un piso de 2,50% en febrero. De acuerdo con Elypsis, la inflación núcleo podría cerrar febrero en 2%, el valor más alto desde abril de 2017.

Parte de esta situación responde al dólar, que sorprendió ayer al subir más de 1 por ciento a la zona de 20,50 pesos para la venta, en un mercado en que dominaron las órdenes de compra en el segmento mayorista.

Desbalance

"La proximidad del fin de mes y el inicio del ciclo de compensaciones y cierre de posiciones que vencen el próximo miércoles pudo haber contribuido a alimentar la demanda de divisas en un escenario de pobre oferta y con un marcado desequilibrio en las fuerzas del mercado", resumió Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio.

El mayorista cerró con un dólar a 20,20 pesos (+1,10%), donde la divisa ya se instaló cómodamente por encima de los 19,30 pesos promedio que consignó el Presupuesto 2018. "El mercado tuvo la necesidad de contar con dólares para hacer sus pagos al exterior, por atesoramiento e importaciones, teniendo en cuenta la proximidad de fin de mes. Algunos bancos sumaron posiciones, ante el aumento importante del valor de la divisa", completó Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios.

En el mercado de futuros, se operaron 742 millones de dólares en el ROFEX.