Luego de que las delegaciones del Mercosur y la Unión Europea (UE) culminaran una nueva ronda de negociaciones con progresos generales, el sector de la carne en Francia -desde ganaderos hasta carniceros- manifestó su preocupación en una carta abierta a la Comisión Europea, ante la posibilidad de que Bruselas alcance un acuerdo comercial con el bloque sudamericano.

"¿Cómo no estar inquietos cuando la Comisión europea parece más decidida a alcanzar un acuerdo con el Mercosur o a reanudar las negociaciones comerciales con Estados Unidos, lo que supone ofrecer cada vez más a nuestros ciudadanos carne que no cumple con las normas medioambientales, sanitarias y de bienestar que nos imponemos a nosotros mismos?", se preguntó el presidente de la Interprofesional de la Carne (Interbev), Dominique Langlois.

La posición agrícola francesa, que siempre es acompañada por otras naciones de la UE como Irlanda o Polonia, se conoce al final de la ronda de negociación que hubo en Buenos Aires la semana pasada, y poco antes de las elecciones a la Eurocámara. "Estamos satisfechos con la tarea realizada por las delegaciones, con avances sustantivos en la mayor parte de las temáticas tratadas. Todavía quedan temas por acordar; vamos a necesitar una nueva reunión en fecha que aún resta definir", afirmó Horacio Reyser, secretario de Relaciones Económicas Internacionales y jefe negociador por Argentina.

El dirigente francés, además, se muestra preocupado por las señales "negativas y contradictorias" enviadas por la Comisión Europea. "En tanto debería brindar a sus sectores los medios para producir, procesar y comercializar localmente", Europa "prefiere someter" a los productores y procesadores a una "competencia internacional desleal con grandes volúmenes de carne que no cumple con ninguna norma", añade Langlois. De esta forma, apuntó a las cuotas de importación para carne industrializada procedente de Brasil y Argentina, que la UE se vería obligada a admitir en caso de acuerdo.

Desde el lunes pasado, en la sede del Palacio San Martín, delegaciones de ambos bloques desarrollaron una agenda de reuniones para continuar avanzando en los diversos capítulos incluidos en la negociación comercial entre ambos. "El intercambio, que se desarrolló a nivel técnico, permitió verificar progresos en todas las áreas", cita un comunicado de Cancillería.

"Tan sólo restan detalles en 6 ó 7 capítulos de 14 que tiene el acuerdo", señaló una fuente oficial a este medio, quien sigue de cerca las deliberaciones. Destacó que de 350 conflictos por denominaciones de origen (un privilegio que la UE quiere defender a "capa y espada") quedaron sólo unos treinta.

Más notas de

Francisco Martirena

Cumbre con Corea del Sur, el debut de Solá en negociaciones externas

El funcionario pedirá que no haya barreras a ese mercado

Debuta plan de reintegros por débito para dinamizar el consumo masivo

El Gobierno suma nuevo estímulo al consumo masivo

Denuncian "jugada sucia" de alimenticias

Aceite, con suba y "retenido"

Ronda de consultas sectoriales por el acuerdo Mercosur-UE

Preocupa la triangulación de bienes asiáticos por la UE

Confirman que no limitarán importaciones en el sector automotriz

Concesionarias, optimistas

Supermercados informarán a Comercio qué alimenticias remarcan

Paula Español recibirá datos de proveedores que suben precios

Importadores ayudarán a denunciar la subfacturación de mercadería en Aduana

Habrá un trabajo conjunto entre Desarrollo Productivo y la CIRA

Kulfas convocó a industriales pymes para estudiar impacto del acuerdo Mercosur-UE

Kulfas convocó a industriales para analizar el acuerdo Mercosur-UE

Hipermercados lanzan precios fijos al menos hasta abril

Las empresas buscan mejorar las ventas

Kulfas buscará sumar comercios de provincias a Precios Cuidados

El ministro federalizará el plan para ampliar la oferta