El mercado local absorbió ayer el impacto del jueves negro que vivieron la semana pasada las acciones y bonos argentinos en Wall Street, mientras la plaza local estaba cerrada por Pascuas, y el índice S&P Merval cayó 3,9%. En tanto, el castigo a los títulos de deuda de corto plazo continuó en el exterior y el valor de los seguros contra default a cinco años alcanzó un nuevo récord.

Las acciones líderes de la Bolsa porteña cedieron casi 4% en una rueda de fuerte depreciación del peso, por lo que la caída en dólares fue aún superior. Las principales bajas fueron para Supervielle (6,8%), Banco Francés (6,4%), Cresud (6%) y Grupo Galicia (5,9%).

El desplome local fue un reflejo del derrape de hasta el 8% que sufrieron el jueves los ADR de empresas argentinas que operan en Nueva York, encabezado por los papeles del sector financiero. Ayer, las acciones locales operaron con resultados mixtos en Wall Street.

En el segmento de renta fija también hubo recorridos dispares aunque los títulos de deuda del tramo corto continuaron su declive con un retroceso promedio de 25 centavos. Los del tramo largo, en cambio, tuvieron una leve recuperación.

Producto de la presiòn vendedora de los fondos especulativos, el rendimiento del Bonar 2020 llegò a 16,2%; el del Bonar 2024 a 16,7%; y la del Par 2038 a 10,5%.

Este escenario desencadenó un nuevo récord en el valor de los seguros contra default a cinco años, que pegaron un salto de 48 puntos básicos hasta los 962.

En paralelo y tras el récord de 854 puntos alcanzado el jueves, el riesgo país aflojó apenas nueve unidades y terminó en 845.