La sequía por la que está atravesando la zona núcleo ser un regalo para los procesadores de soja de Estados Unidos.

Los márgenes de prensado, la diferencia entre el valor de la harina y el aceite de soja menos el coste de las semillas oleaginosas en Chicago, alcanzaron el nivel más alto desde el 3 de junio de 2016, según datos de mercado recabados por Bloomberg. El margen alcanzó u$s1,39 el bushel ya que los futuros de harina de soja para entrega en mayo aumentaron a un máximo de u$s360,60 por 2.000 libras de peso (907,18 kilogramos).

Las ganancias se producen en medio de expectativas de que la sequía afectará los rendimientos de la soja en Argentina, limitando las exportaciones de harina del primer exportador del mundo. Asimismo, los agricultores del país han estado limitando las ventas de cultivos dadas las expectativas de menores impuestos a la exportación y una caída del peso, dijo Heather Jones, analista de Vertical Group, en un informe el lunes. La preocupación sobre los suministros de América del Sur pueden impulsar la demanda de la producción estadounidense, y Vertical Group espera que los márgenes de efectivo se mantengan "relativamente fuertes" en el segundo trimestre, dijo.

El procesador Archer-Daniels-Midland Co. mostraba un tono "optimista respecto a las perspectivas de los márgenes de soja" cuando anunció resultados del cuarto trimestre la semana pasada, dijo Jones. La analista espera que su competidor Bunge Ltd., cuyas ganancias están previstas para el 14 de febrero, exhiba una postura alcista similar en la conferencia telefónica con analistas, dijo.

La semana pasada, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires lanzó su pronóstico de 50 millones de tonelada de soja para el ciclo 2017/18, por debajo de los 51 millones estimados anteriormente y mucho menor aún que las 57,5 millones de toneladas de la campaña anterior.