El dólar volvió a dispararse y pese a la intervención del Banco Central, la divisa marcó un nuevo máximo histórico.

Según promedio de la entidad monetaria, el dólar cerró en $40,51 para la venta y 38,75 para la compra y de esta manera acumuló en la semana un aumento de 2,70 pesos.  

El BCRA informó que el monto ofrecido para calmar la divisa fue de u$s200 millones, y sólo logró adjudicar u$s75 millones.

 

Por otro lado, en las pizarras del  Banco Nación, la divisa estadounidense quedó $40,40 para la venta y $39,20 para la compra. En el segmento mayorista la divisa cerró en 39,86 pesos

El jueves, el dólar había escalado a $40,22 promedio, $1,14 por encima del miércoles.