La producción industrial volvió a registrar una caída interanual de 6,9% en mayo. Los sectores que más empujaron hacia abajo fueron los más sensibles, dependientes de la golpeada demanda interna, y los que mayor preocupación mostraron frente al acuerdo UE- Mercosur: automotrices, textiles, calzado y muebles. Una buena: mayo fue mejor que abril y así el Gobierno celebró el segundo mes consecutivo de subas. Aun así, no llegó a los niveles previos al desplome de marzo.

La comparación intermensual mostró una mejora de 0,6%. Es decir, desaceleró contra la de 2,5% de abril pero le dio continuidad. En lo que va del año, la industria cayó 9,8% contra el mismo período de 2018. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, celebró vía Twitter el repunte parcial. La actitud recordó a lo ocurrido a principios de año, cuando su segundo, Miguel Braun, festejó también dos mejoras seguidas en el sector manufacturero y auguró que "la actividad habría encontrado piso".

Esta vez Dujovne afirmó: "El IPI muestra que la industria creció con respecto a abril (0,6% sin estacionalidad) y se encuentra 6% por encima del nivel de diciembre, que también fue el más bajo de la serie. Muestra signos de recuperación y las expectativas para el futuro son positivas. En mayo, casi el 60% de la industria espera que la demanda interna mejore o se mantenga, comparado con un 53% del mes anterior y un 42% en diciembre pasado".

Nicolás Dujovne celebró en Twitter la segunda mejora intermensual consecutiva

El escenario macro en el que se dieron las mejoras de abril y mayo es similar al de enero y febrero, festejado por Braun. Esto es: dólar calmo y tasa de interés altas aunque bajando. En aquella ocasión, la pax cambiaria se interrumpió hacia mediados de febrero. Esta vez hay expectativas de que el permiso del FMI al BCRA, para intervenir en el mercado con venta de divisas, pueda sostener la estabilidad hasta octubre.

A ese panorama, que permitirá una lenta desaceleración inflacionaria, se le sumarán la también parcial recuperación del salario, a partir de las paritarias, y el extra de la demanda que pueden agregar el Ahora 12 y los créditos Anses. En ese sentido no hay grandes expectativas. Según la Secretaría de Comercio, el Ahora 12 habría agregado $7.000 millones al consumo de junio, mucho menos que los $90.000 millones que suma cada punto de mejora del salario real.

Desde LCG destacaron: "En la industria no hay grandes expectativas para este año. Durante los próximos meses, sin embargo, mejoras en el poder adquisitivo a partir de las paritarias que se cerraron y una mayor estabilidad cambiaria podrían traccionar marginalmente el consumo hacia arriba. El sector depende parcialmente del mercado interno, y en la medida que éste mejore, habrá una mayor demanda que satisfacer. De todas formas, la severidad de la política monetaria y la poca movilidad en el mercado de crédito no permiten hablar de una reactivación significativa".

noticias relacionadas

Ver más productos

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Francisco sacó al jefe de su custodia

Francisco sacó al jefe de su custodia

Ver más productos