El Banco Central mantuvo la tasa de política monetaria en 27,25%, tal como lo adelantó BAE Negocios en su edición impresa.

En un comunicado de prensa, la entidad advirtió que “no relajará su política monetaria hasta que se confirmen señales de desinflación compatibles con el sendero buscado”. 

Consideró que “las estimaciones y los indicadores de alta frecuencia de fuentes estatales y privadas monitoreados por el Banco Central indican que la inflación de febrero mostrará un alza respecto del valor registrado en enero”.

Sin embargo, confió: “Esa aceleración de precios es temporaria” y estimó que una vez “completadas buena parte de las correcciones tarifarias y apaciguada la dinámica cambiaria local, la inflación consolidará su tendencia a la baja”.

“El Banco Central decidió mantener su tasa de política monetaria, el centro del corredor de pases a 7 días, en 27,25%”, señaló.