A pesar del derrumbe en las ventas, en marzo los precios de los electrodomésticos fueron 45% más caros en promedio que en el tercer mes de 2018. La consultora DatosClaros presentó su análisis de precios mensual, realizado a través de su solución de Price Intelligence (que mide las publicaciones de las marcas en folletos y sitios web de supermercados y cadenas de electro). La situación es sumamente grave ya que los precios habían subido 40% en febrero interanual y 32% en enero versus igual mes de 2018.

Según el informe de precios, la suba rondó el 45% en promedio en marzo y el mayor incremento correspondió al segmento de las heladeras, con más de un 80%. Otra de las categorías que mostró una gran suba fue hornos microondas (71%) seguida por lavarropas (55%).

Mara Gitelman, ejecutiva de DatosClaros, se refirió a "una clara tendencia creciente si se las compara con las subas de meses anteriores. Siempre hablando de las categorías de electrodomésticos y tecnología más representativas del retail local". La explicación recuerda que 2018 fue un año mundialista con grandes promociones, y entonces los precios fueron bajos en líneas generales.

La industria, tanto continental como fueguina, prevé una aceleración de la crisis

En un marco de recesión económica con fuerte caída del consumo, las ventas de electrodomésticos se precipitaron un 39% interanual en enero, con picos que alcanzaron el 46% en el rubro de la informática.

De acuerdo con el informe de GFK Argentina, en enero la comercialización de notebooks, PC de escritorio y tablets se redujo un 46%; los televisores planos, 41%; pequeños electrodomésticos (licuadoras, microondas), 25%; grandes electrodomésticos (heladeras, lavarropas, cocinas), 26%; y aires acondicionados, calefactores a gas, eléctricos y placas, un 15%.

Asimismo, fuentes de la industria electrónica, tanto del continente como de Tierra del Fuego, señalaron que se proyecta una agudización de la crisis para 2019, producto del descenso en el consumo por efecto del menor poder adquisitivo y del costo impositivo y tarifario para las empresas. Sin embargo, como sucede en general en el mercado argentino, los precios de los electrodomésticos igualmente subieron lo cual abre las puertas para una mayor reducción de las ventas mayoristas y minoristas con la consecuente crisis en el empleo.