El economista de la consultora OJF Fausto Spotorno afirmó que hoy "no estamos teniendo casi nada" de inversión extrajera directa en la Argentina porque, consideró, el país tiene "una economía bastante difícil" para invertir.

"Las inversiones que estamos teniendo hoy en la Argentina son más bien locales y de empresas extrajeras que ya están en la Argentina. Hoy la inversión extranjera directa, pura pura pura, no estamos teniendo casi nada", sentenció.

Spotorno destacó que "la Argentina está recibiendo medio punto del PBI de inversión extranjera directa", mientras que "el promedio de Latinoamérica es de 3,5 a 4 puntos" de su PBI.

Para el economista, "la inversión extrajera requiere tiempo porque los proyectos se analizan durante años para empezar a invertir efectivamente", por lo que reflexionó que "si se empieza a ver algo" de inversión "se va a empezar a ver a partir del año que viene o del otro".

En cuanto a las razones por las cuales no llegan , sostuvo que "hoy la Argentina presenta una economía bastante difícil para un inversor extranjero directo" por tres razones: primero, "porque tenemos inflación, y eso es rarísmo para un inversor"; segundo, "es una país con una presión tributaria muy alta", y tercero, "tenemos una economía muy regulada, muy cerrada".

"Hoy la Argentina presenta una economía bastante difícil para un inversor extranjero directo"

El economista destacó la importancia de las inversiones, al analizar que "generan crecimiento y el crecimiento genera empleo y mejores salarios".

Inflación

Spotorno sostuvo que está bien que los gremios no quieran cerrar paritarias al 15 por ciento porque esta meta del Gobierno "es la que va de diciembre a diciembre y los acuerdos salariales se hacen, no por esto, sino por la inflación promedio".

En este sentido, el economista sentenció que tampoco cree "que se cumpla con la meta de inflación, que va a estar más cerca del 18, 19 por ciento".

Sobre las razones de estos niveles de incrementos de precios, sostuvo que "la inflación está impulsada por la política monetaria, que deja muchos espacios para que el número crezca".

Al respecto, sostuvo que "el Gobierno está pensando que podría mejorar el crecimiento económico si tiene una política monetaria más laxa, y eso a la larga es un error".