El economista Fausto Spotorno exhortó a no preocuparse por el dólar dado que tiene una cotización libre y tiene volatilidad porque el Banco Central lo deja flotar, y aseguró además que la confianza en la Argentina genera un ingreso de divisas que mantiene el precio de la divisa.

"No hay que darle bolilla a todos los movimientos del dólar”, dijo Spotorno en diálogo con radio La Red, “sobre todo teniendo en cuenta que éste es un dólar libre”.

Expresó que “el Banco Central no está fijando la política monetaria a través del dólar, sino que lo deja flotar mucho y eso hace que se mueva bastante en el día a día”. Dijo que hay que preocuparse “cuando sube muchísimo, pero no son las condiciones que estamos viendo ahora”.

Consultado sobre cuándo es mucho, mencionó como ejemplo “la devaluación que ocurrió en la salida del cepo, cercana al 40%, 50%. El resto no preocupa”. Respecto de las perspectivas para fines del 2018, dijo que “la proyección hacia fin de año da un dólar de $22 o $22,50”.

"La Argentina ya tiene un programa económico que está establecido. Hay cierta confianza en la Argentina, y esa confianza genera la entrada de divisas que mantiene el precio del dólar dónde está”, expresó.

Sostuvo que “hoy el Banco Central tiene una política inflacionaria más dura que la que tuvo el año pasado”. "El Banco Central está actuando bien en ser muy cauteloso con la baja de tasa de interés” expresó Spotorno, y agregó: “Después hay que ver si alcanza la meta de inflación del 15% que para mí está un poco lejos”.

"El primer trimestre va a ser lo más duro en inflación por las tarifas. Excepto en enero, en diciembre, febrero y marzo vamos a tener aumento de precios o tarifas. El segundo semestre va a ser más suave en materia de tarifas”, concluyó.