El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, sostuvo que las expectativas de inflación para el año próximo son las más bajas desde 2009, mientras consideró que las subas salariales para 2018 deberían ser inferiores al 16,6% sugerido por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

"Nos gustaría un poquito menos", advirtió el titular del BCRA, cuando fue consultado por las metas previstas por Hacienda.

"Las expectativas de inflación están sólidamente ancladas", subrayó el funcionario durante un brindis con periodistas, al cumplir dos años al frente de la autoridad monetaria.

"Es un fin de año a la italiana, un bolonqui en el que se discute todo, pero la economía y la inflación están bajando", arrancó su discurso Sturzenegger en el festejo por fin de año.

"En los últimos 14 meses, con todos sus logros y reveses, mientras la inflación bajaba de 40% a 22%, las expectativas de inflación para 2018 se han movido tan sólo 2,5%, de los cuales casi 1 punto está explicado, según puede desprenderse del propio relevamiento de expectativas, por aumentos mayores a los esperados en tarifas", sacó pecho el presidente del BCRA.

"Las expectativas de inflación para el año que viene son las más bajas desde 2008-2009 y las del año subsiguiente orillan un dígito", resaltó el funcionario.