El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, admitió que subestimaron la magnitud de las turbulencias cambiarias de las últimas semanas y aseguró que no fue una "corrida", ya que los depósitos en pesos y dólares se mantuvieron estables.

"Cuando esto arrancó, las primeras intervenciones fueron en la semana que comenzó a regir el impuesto a las Lebacs, lo cual obviamente implicaba un cambio de portfolio, y la primera reacción del Banco Central fue darle salida. Después, cuando vimos la magnitud y que el shock global era diferente, cambiamos el diagnóstico. Y ahí empezamos ese proceso de ir contra la corriente y, después de que se fue a un tipo de cambio que no era consistente, pusimos un parate", señaló el titular del BCRA durante la presentación ayer del Informe de Estabilidad Financiera.

Sturzenegger, sin embargo, destacó que "no hubo corrida". Tuvimos turbulencias, volatilidad del mercado cambiario, pero no corrida.

En este sentido, el presidente del BCRA reconoció que, con el comportamiento del dólar de los últimos días, el mercado dio un "mensaje" y que su obligación es "escucharlo e interpretarlo".

"Cuando el mercado dice que está dispuesto a tener un tipo de cambio más depreciado, está diciendo que no cree en nuestra política. Hemos escuchado ese mensaje", dijo Sturzenegger y resaltó que "el tipo de cambio flotante es el instrumento más idóneo para enfrentar estos vaivenes sin que la actividad económica se vea afectada".

El funcionario además indicó que el resultado de la licitación de Lebacs del martes, en la que logró renovar la totalidad de los vencimientos y colocar $5.000 millones más, fue "una muestra de confianza".

Durante al conferencia de ayer, el titular del Central además dejó entrever que por ahora no convalidará un tipo de cambio por encima de $25 y despejó cualquier temor a la posibilidad de un corralito al asegurar que el sistema bancario argentino tiene "mucha liquidez en sus activos" y una capacidad de respuesta "muy sólida".

"Tenemos niveles de liquidez por encima del promedio histórico no obstante el fuerte crecimiento observado del crédito" afirmó Sturzenegger y agregó que la posibilidad de un descalce en el sistema financiero está en sus mínimos históricos.

Dentro de los datos del informe que presentó ayer, el titular del BCRA destacó que el sector bancario tuvo "el mayor crecimiento de los últimos 20 años".

Por otro lado, indicó que, superada la volatilidad cambiaria de las últimas semanas, volverá a poner el foco en bajar la inflación.

"Después de haber pasado el momento de turbulencia, encauzar el proceso de inflación vuelve a ser el objetivo de esta institución", señaló el presidente del BCRA ayer.