El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, confirmó que se buscará limitar la tenencia de Lebac por parte de las aseguradoras, aunque aclaró que no se las obligará a vender los títulos que ya tengan en sus carteras.

“No van a tener que vender, la medida no cambia la decisión que ya hayan tomado”, aseguró el titular del BCRA durante la presentación del Informe de Estabilidad Financiera (IEF), en el salón Bosch de la entidad.

Las tenencias de las aseguradoras en Lebac suman unos $150.000 millones, cerca del 12% del stock total de letras del Central, y en el Gobierno buscan que las compañías del sector reduzcan su exposición a estos instrumentos de corto plazo, aunque esto sería a partir de las próximas licitaciones, es decir, que se pondrían límites en la renovación mensual que hace la autoridad monetaria.

Consultado acerca del efecto que podría tener esta decisión en el manejo de la liquidez del sistema, Sturzenegger consideró que no repercutirá “en nada”, ya que ese exceso de pesos podría manejarse mediante los pases a siete días, estimó. “A nosotros no nos afecta en nada, porque la liquidez del sistema está ahí, ni aparece ni desaparece, y uno termina absorbiéndola a través de otro vehículo”, afirmó el funcionario.

El presidente del BCRA adelantó que hoy habrá detalles sobre esta iniciativa. “Hoy a la mañana (por ayer) hablé con el ministro de Finanzas (Luis) Caputo y me dijo que valía la pena aclarar que mediante la normativa que se piensa emitir no se le va a permitir a las compañías de seguros seguir comprando Lebac, pero no se va a obligar a nadie a vender lo que ya ha comprado”, dijo Sturzenegger.

“Se está diciendo que queremos virar el portafolio a otro tipo de activos”, agregó.

En otro orden, el funcionario cruzó al economista Guillermo Calvo, quien había cuestionado la política de tasas altas para hacer bajar la inflación. “Hay gente que sigue pensando que la Argentina tiene que ir hacia algo como la Convertibilidad”, señaló cuando fue consultado al respecto.

En la misma línea se había expresado el ex ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, pero en este caso Sturzenegger tampoco no se movió de su postura: “por más que las expectativas de inflación del año que viene subieron del 14% al 16% y superan las metas, muestra que están bastante ancladas”, teniendo en cuenta que en 2016 la suba de precios fue de casi 40%, argumentó.

En ese sentido, tanto el presidente del Central como su vice, Lucas Llach, desestimaron el impacto que puedan llegar a tener las tasas altas sobre la actividad económica. “Es difícil atribuirle ese rol” contractivo, sentenció Llach.

Por otro lado, Sturzenegger opinó sobre la forma de financiamiento del Tesoro nacional. “Puede ser más conveniente que lo haga localmente”, consideró. Es que la elevada tasa a la que se está endeudando el Gobierno nacional en moneda extranjera está encendiendo luces de alerta entre los economistas, por la creciente vulnerabilidad del país ante shocks externos.

De todas formas, el titular del BCRA advirtió que está alternativa puede generar “crowding out” porque desplazaría la cantidad de financiamiento disponible para el sector privado.

Por último, defendió el gravamen a la renta financiera para personas físicas introducido en la reforma tributaria: “existe en todos los países del mundo”.