La petrolera Axion también decidió realizar un ajuste en el precio de sus combustibles y desde ayer aumentó los valores un 1,45%, en línea con la suba decidida anteriormente tanto por YPF como por Shell.

La empresa Axion había bajado sus precios un 2% el pasado 2 de mayo, luego de aumentarlos un 6% y quedar desfasada respecto a sus competidoras, de acuerdo a su postura.

Este sábado, las que dieron el puntapié inicial fueron YPF y Raizen -con su marca Shell- que aumentaron un 1,5% el precio de sus combustibles, nafta y gasoil, en sus estaciones de servicio de todo el país, con el riesgo del traslado a precios en góndola.

En línea con el objetivo del Gobierno de frenar la escalada inflacionaria, YPF fue la primera en aplicar la suba para evitar que otras petroleras decidan incrementos mayores.