Inflación 

El miércoles pasado el Indec publicó un indicador clave para comprender la inercia que presionará en los números de inflación de los próximos meses: salió el informe de la variación de precios mayoristas de abril, que pegó un salto de 4,6%, el más alto desde aquel pico extraordinario de septiembre del 2018. Los datos oficiales mostraron que, más alla de la fuerte suba del costo de los materiales, construir se hizo relativamente barato, a causa del deterioro de los salarios del sector.

El número está muy por debajo del 55,8% del  IPC de abril, lo que muestra que el sector se abarató. Pero hacia adentro de ese número se perciben dinámicas disímiles: los materiales treparon 61,6% mientras que los costos relacionados con el pago de la mano de obra crecieron apenas 26,6%.

 

Canasta básica 

La Canasta Básica Total ( CBT) se encareció 2,6% en abril y para una familia tipo de cuatro integrantes quedó al borde de los $30.000, informó ayer el Indec. De acuerdo al ente estadístico, en los últimos doce meses acumuló un alza de 61,5%, superior al 55% que registró la inflación general.

Según los datos oficiales, la CBT quedó en $29.493,65 contra los $28.750,94 de marzo. En lo que va del año, la suba fue del 15,7%. En consecuencia, la Canasta Básica Alimentaria, que mide la línea de indigencia, avanzó 1,8% mensual, muy por debajo de la línea de la inflación minorista, que fue de 3,4%, para llegar a $ 11.844,84 para el mismo núcleo familiar. En este caso el incremento interanual fue del 66,1% y de 16,2% en el primer trimestre.

Además, el Indec informó en marzo que el Índice de Pobreza aumentó a 32% al término de 2018, contra el 25,7% de igual período de 2017; mientras que el de Indigencia subió a 6,7% desde 4,8% de finales de 2017.

Recesión 

Se derrumbó 6,8% en marzo y cayó otra vez en términos mensuales. En marzo, la economía vivió su peor momento de la era Cambiemos y las proyecciones privadas adelantan que podría haber caído más bajo durante abril. El Indec publicó elEMAE del tercer mes del año, que no sólo mostró una contracción interanual de 6,8% delPBI sino también una de 1,3% libre de estacionalidad contra el tímido desempeño de febrero. Así, la producción demostró no haber tocado piso en su caída y el primer trimestre acumuló un negativo de 0,2% versus el cuarto del 2018.

Durante marzo los sectores que lideraron la caída fueron la industria y el comercio, que contrajeron 13,2% y 14,6% interanual, respectivamente. En rigor, excepto el agro, que mostró una mejora de 10,8%, ningún otro sector traccionó para arriba a la actividad.

En ese sentido, a partir de la difusión de estos datos la consultora LCG empeoró su proyección para el 2019 a (-2%). Para la Universidad Torcuato Di Tella (UTD), hay sólo 10% de chances de entrar en una fase expansiva en los próximos seis meses.