Un fuerte aumento de las importaciones argentinas desde Brasil (+52% i.a.) se registró en octubre, aunque acompañada por una expansión signi- fi cativa de las ventas argentinas a ese mercado (+21% i.a.), según informó la consultora ABECEB, en base al informe de comercio exterior publicado por el Ministerio de Industria, Comercio Exterior y Servicios de Brasil con los resultados de octubre.

En este contexto, en los primeros diez meses el défi cit bilateral alcanza los 6.600 millones de dó- lares, producto de exportaciones que crecen 7,8% en el acumulado del año, contra importaciones que se expanden al 31% en ese mismo período.

De acuerdo con el informe de la consultora, mientras que Brasil se beneficia de un fuerte diferencial entre inversión y consumo respecto de la producción doméstica de nuestro país, como contrapartida, en el país vecino la recuperación de la actividad transita un camino sinuoso, para situarse en un magro 0,7% hacia final de 2017, mientras la actividad industrial se encuentra +1,6% en el acumulado del año.

Así, la producción de vehículos (en Brasil) registra una suba del 40%, más tendiente a generar un proceso inverso, en donde la producción brasileña no absorbida por el mercado interno se vuelca a sus principales socios: Argentina, con compras por 871 millones de dólares, fue su tercer comprador en octubre. Esta dinámica dispar, señala ABECEB, se irá mitigando a medida que el repunte en Brasil sea más generalizado, y comience a demandar insumos externos.

En octubre, las exportaciones argentinas a Brasil totalizaron USD 871 millones, creciendo 21,1% interanual, y acumulan USD 7.855 millones en el año, 7,8% por encima del mismo periodo del año pasado. No obstante, las ventas al país vecino siguen 33% por debajo comparando con el mismo periodo de 2015 y muy lejos de los records históricos, dando cuenta de que queda mucho potencial por explorar. Los rubros más dinámicos en las exportaciones a Brasil en lo que va del año son los relacionados a la industria automotriz (neumáticos, autopartes, motores, vehículos de carga y transporte), polímeros plásticos y trigo, a los que se le suman en la segunda mitad del año filetes de pescado congelado -en línea con la expansión del sector pesca en Argentina-, carne congelada y aceite de girasol.

El décimo mes del año también registró importantes ventas de la industria química (de escaso rendimiento en lo que va del año) como preparados catalíticos e hidróxido de sodio.

Luego de verificarse una leve desaceleración en la tendencia creciente de las importaciones de Brasil, en octubre, las compras al país vecino volvieron a dinamizarse. Con un valor importado de USD 1.616 M, se registró un aumento de 52,6% i.a. en las importaciones de Brasil.