Los usuarios de Edenor y Edesur del Conurbano y de Capital Federal deberán afrontar aumentos de alrededor del 70%, que se aplicarán en dos tramos en diciembre y febrero próximos, según propuso hoy el Gobierno en la audiencia pública en la cual se analizaron las tarifas eléctricas.

El aumento para los hogares y comercios que consuman más de 150 kilovatios hora durante el mes será mayor, según los datos revelados por la administración de Mauricio Macri en la Audiencia que se llevó adelante este viernes en el Palacio de las Aguas Corrientes de esta capital. El 90% de los usuarios de Edenor y Edesur tendrán que afrontar aumentos de hasta el 39% en el primer tramo el alza en diciembre y de hasta 18% en el segundo incremento, que las empresas aplicarán a partir de febrero de 2018.

El otro 10% de los usuarios tendrá un ajuste del 47% en diciembre y otro 28% en febrero, sin computar las cargas impositivas. De acuerdo con la información del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) ofrecida en la audiencia, un hogar que consume 325 kwh al mes pasará a pagar en diciembre 450 pesos sin contar impuestos. En el caso de Edesur de la Ciudad de Buenos Aires, incluye un 21% de IVA, un 6,3% de contribución municipal y un 0,6% del Fondo de Santa Cruz, con lo que la factura trepará a 567 pesos por mes.

Si se agrega el aumento de febrero, la boleta trepará a 530 pesos sin impuestos, que si se los considera llegará a 670 pesos mensuales. Se trata del plan de aplicación de un sendero de reducción escalonada de subsidios sobre los precios de referencia de la potencia y energía en el Mercado Eléctrico Mayorista, tarifa social, plan estímulo y tarifas de transporte.

Las empresas distribuidoras del interior del país venían actualizando al ritmo de la inflación en los últimos años el valor agregado de distribución (VAD), lo que explica que la electricidad sea más cara en las provincias que en la Capital Federal y el conurbano. Las compañías Edenor y Edesur que operan en la zona metropolitana de Buenos Aires (donde está el 40% de la demanda) mantenían congelado el VAD y el Gobierno actual decidió que ahora se ponga gradualmente al mismo nivel en el interior.

Eso explica -según el Gobierno- que el aumento tarifario para los usuarios de Edesur y Edenor será mucho más fuerte durante el próximo verano que para los habitantes de cualquier otro rincón de la Argentina. Alejandro Sruoga, secretario de Energía Eléctrica, dijo que se está dando un cambio de paradigma en lo que son las decisiones tomadas por el Gobierno, lo que permitió la sumatoria de unos 1.245 megavatios adicionales desde diciembre de 2015.

“Este Gobierno está decidiendo los lugares de localización de la nuevas fuentes de generación y de la potencia emergencial porque se está pidiendo que instalen potencia en los nodos donde hay riesgo de fallas”, dijo el funcionario.