Quizá más rápido de lo que esperaba, el Banco Central ya puede dar por cumplido parte de sus objetivos. A horas de comunicar su decisión de elevar en 3 puntos porcentuales la fracción de los encajes que las entidades pueden integrar con Leliq (remunerados), las tasas de los plazos fijos minoristas volvieron a ubicarse ayer por encima del 50%.

Según el relevamiento que realiza la autoridad monetaria, el Banco Nación aumentó en 1,5 punto porcentual el rendimiento que paga a sus clientes y no clientes por los depósitos a 30 días respecto del viernes, de 49% a 50,5 por ciento. Igual camino siguió el CMF, que elevó la tasa de 49,25% a 50,75 por ciento. Algo más moderado, Banco Mariva llevó el rendimiento de 49% a 49,75% ayer, igual que Banco Piano.

En el mercado esperan que el resto de las entidades se acoplan a esta tendencia en los próximos días, mientras que desde el BCRA calculan que la suba de encajes remunerados debería redundar en un alza de casi 2 puntos porcentuales en el retorno de los plazos fijos minoristas.