n El reporte de Iaraf estima que dentro de las provincias se producirán tensiones con los intendentes por los fondos que recibirán los gobernadores como compensación por el fin del Fondo del Conurbano. Esos fondos, que para todos los distritos alcanzarán los 19.000 millones de pesos, deberán ser "destinados a inversiones en infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, productiva, de vivienda o vial (en sus ámbitos rurales o urbanos)", de acuerdo al pacto fiscal.

Pero al tener ese destino determinado, esos fondos dejarán de ser repartidos entre los municipios. De acuerdo a Iaraf, "ocurre que esos fondos son una compensación de coparticipación de impuestos. Como la coparticipación de impuestos a provincias constituye parte importante de la masa coparticipable de impuestos a los municipios en cada provincia, si la Provincia no la coparticipa, los municipios perderían recursos que de otro modo recibirían. Este tema seguramente va a generar una intensa discusión política en aquellas Provincias que opten por no coparticiparla". "Una salida sería que ese dinero se coparticipe a los municipios con igual destino que el mencionado. De este modo, los municipios evitarían verse perjudicados recibiendo menos recursos que los que les correspondería según lo que establezca la ley de coparticipación municipal en cada provincia", concluye el centro de estudios.