En una dura jornada para las monedas emergentes, afectadas por la escalada de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el dólar subió 0,7% en la city porteña. El tipo de cambio minorista trepó 35 centavos a $46,39, según el promedio que elabora el Banco Central, mientras que el mayorista subió 30 centavos a $45,10. La autoridad monetaria volvió a intervenir en el mercado de futuros para contener el alza y la tasa cedió al 71,7%.

En lo que va de mayo, la divisa acumula un incremento del 2,2% y en el año, del 19,6%.

El gigante asiático respondió a las restricciones impuestas por el Gobierno de Donald Trump con la misma moneda: nuevos aranceles a productos estadounidenses valuados en u$s60.000 millones. Las crecientes tensiones entre las principales potencias golpearon a los mercados globales, y particularmente a los emergentes. Por las debilidades económicas y políticas locales, Argentina sintió el impacto: la suba del dólar fue acompañada con un derrumbe de las acciones y los títulos de deuda.

La rueda abrió con fuerte tendencia alcista en el mercado de cambios. La divisa llegó a trepar 1,8% hasta que las intervenciones oficiales con ventas de futuros y un leve alivio en el fortalecimiento del dólar en el mundo hicieron recortar parte del avance inicial. El volumen de operaciones aflojó 32% respecto del viernes al marcar u$s689 millones, apenas por encima de lo habitual.

"En un escenario internacional complejo, la divisa norteamericana tuvo un ajuste moderado, siempre influido por la presencia oficial en los mercados de futuros", señaló Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

Por su parte, Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios, remarcó una novedad de las subastas a cuenta del Tesoro: "Lo destacado de hoy es que en las dos primeras licitaciones de dólares no pudo completar los u$s60 millones y le quedó un remanente de 3 millones sin vender, lo que ejecutó a las 14:56 a un precio de $45,10. La segunda fue a las 14:45 por u$s27 millones a $45,23 y la primera a las 12:00 a $45,51".

En las licitaciones de Letras de Liquidez (Leliq), el BCRA volvió a convalidar una bajar de 3 décimas hasta el 71,7% pese a liberar $24.200 millones, luego de las fuertes absorciones de la semana pasada con el objetivo de secar la plaza de pesos para acotar la demanda de divisas.

Así, la estrategia desplegada hoy para morigerar la disparada del tipo de cambio fue la venta de dólar futuro.

Hacia delante, el mercado se prepara para pulsear con la autoridad monetaria, ahora habilitada por el FMI para intervenir dentro de la banda de referencia. A las presiones que aportan los muy elevados niveles de inflación y riesgo país y la inestabilidad política, ahora se suman la caída en el precio de la soja y el recrudecimiento de la guerra comercial. Mientras tanto, el calendario hacia las presidenciales avanza y promete nuevos rounds de la típica dolarización preelectoral.