El Ministerio de Transporte afirmó hoy que realizó el año pasado un 50 % más de obras viales que en el 2015 con un presupuesto un 20 por ciento menor, merced a la implementación de políticas de desburocratización y de mayor transparencia que permitieron más eficiencia.

"Gracias al movimiento de la obra pública, 2017 fue el mejor año de consumo de asfalto vial con 619.260 toneladas, superando luego de casi 2 décadas el anterior récord anual de 555.836 toneladas de 1998 y colocándose ampliamente por encima de las 430.000 toneladas consumidas en promedio en los últimos 8 años", informó el Ministerio que dirige Guillermo Dietrich, a través de un comunicado de prensa.

En los últimos 2 años ya se terminaron casi 300 kilómetros de autopista, se pavimentaron 1.350 kilómetros de caminos y se repavimentaron más de 3.500 kilómetros, obras que lleva adelante el Ministerio de Transporte de la Nación a través de Vialidad Nacional que están reconfigurando la red vial argentina.

"Desde todas las áreas del Ministerio impulsamos nuevos métodos transparentes y accesibles en las licitaciones, lo que permitió romper con la cartelización, sumar más competencia y así tener ofertas por debajo de los presupuestos oficiales", explicó Dietrich.

En los últimos 2 años ya se terminaron casi 300 kilómetros de autopista, se pavimentaron 1.350 kilómetros de caminos y se repavimentaron más de 3.500 kilómetros

El funcionario aseguró que la realización de obra pública en Argentina "dejo de ser sinónimo de corrupción. En el caso de Vialidad Nacional, hemos modificado las condiciones para que puedan participar empresas que no necesariamente estén radicadas en las provincias en las que se hace cada obra e implementamos un mayor control sobre la ejecución de la tarea una vez adjudicadas".

En las licitaciones de Vialidad Nacional los pliegos son gratuitos y se encuentran disponibles en Internet, se accede de manera anónima, a lo que se le suman sistemas de consultas on-line.