La Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas ( Fadeeac) pidió ayer al Gobierno un “sinceramiento” en el precio del combustible dado que a este sector le aumentó un 10% el gasoil en las últimas semanas, generando un descalabro en la cadena comercial porque otros eslabones rechazan el incremento de las tarifas de fletes.

La entidad solicitó establecer “políticas que ayuden a preservar la actividad; y a las refinadoras de gasoil, el normal abastecimiento y el retroceso de los precios de acuerdo con la forma de compra”.

El autotransporte de cargas impacta sobre más del 90% de los bienes que hacen a la economía del país, y en sus precios, por eso preocupa la situación en medio de la escalada inflacionaria. La incidencia del costo del combustible en el costo total de la actividad supera el 36% promedio.