El Comité de Política Monetaria del Banco Central decidió hoy extender el objetivo de crecimiento cero de la base monetaria hasta fin de este año, eliminó el ajuste por estacionalidad de junio y bajó de 2% a 1% el ritmo de modificación de los límites de la zona de no intervención en el mercado cambiario para el segundo trimestre del año. De esta manera, del Banco Central anunció medidas adicionales para avanzar en el control de la inflación.

"En respuesta al número de inflación de febrero, el Comité de Política Monetaria (Copom) tomó hoy decisiones para reforzar aún más este esquema" dijo el presidente del Banco Central de la República Argentina ( BCRA), Guido Sandleris y enumeró que en primer lugar se extenderá el objetivo de crecimiento cero de la base monetaria hasta fin de año (en septiembre se había establecido que era hasta junio de este año). 

La medida fue anunciada esta tarde en conferencia de prensa por Sandleris, quien además adelantó que en las próximas semanas el ejecutivo enviará al Congreso un proyecto de ley para reformar la carta orgánica, que impida el financiamiento al Tesoro.

El actual esquema de política monetaria se puso en marcha el 28 de septiembre y contempla una banda de intervención entre los $39 y los $50 que desde el segundo trimestre se actualizará a razón de 1,75% por mes, informó Sandleris.

Con las modificaciones anunciadas, la nueva meta de base monetaria para fin de año "pasa a ser 10% inferior a lo establecido originalmente", según dijo el funcionario.

En ese sentido, se refirió a los datos de inflación que se dieron a conocer hoy, que dieron por encima de enero y diciembre, al ubicarse en 3,8%. Para Sandleris, sin los aumentos en los servicios públicos regulados, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) hubiera sido de 2,9%. Además, responsabilizó a los ganaderos por el aumento del 10% promedio en el precio de la carne, aunque lo relacionó al ciclo del sector y la sequia del año pasado.

El presidente del Central detalló que los principales cambios que este proyecto propone son establecer que el objetivo prioritario del BCRA es la estabilidad de precios y la prohibición de que el Central financie al Tesoro

"Aún cuando ya hemos dejado en claro que bajar la inflación es la prioridad para este Banco Central, es importante que este compromiso (la estabilidad de los precios) se vuelva el mandato ineludible de esta institución", dijo.

Respecto de que el Banco Central financie al Tesoro, señaló que "si bien esto ya está ocurriendo actualmente, resulta importante institucionalmente que esta prohibición quede plasmada en una ley tan significativa como es la Carta Orgánica".

"Estas medidas fortalecen nuestro esquema monetario y su institucionalidad", dijo y agregó que "estamos avanzando hacia una desinflación sustentable".

El presidente de la entidad de control monetario aseguró al iniciar la conferencia de prensa que se realizó en la sede del BCRA, que el "esquema está funcionando" y que "la inflación va a bajar".