Así como tuvo un impacto instantáneo sobre el dólar y el nivel de las tasas en pesos, el anuncio del Gobierno sobre el cambio en las metas de inflación también pegó de lleno en los plazos fijos atados a UVA (Unidad de Valor Adquisitivo), que parecen estar dando señales de vida. De hecho, desde el 28 de diciembre al 10 de enero -último dato disponible por el Banco Central-, el stock de estos depósitos del sector privado pasó de 1.993 millones de pesos a $2.681 millones, un crecimiento de 34,5% en menos de 9 días hábiles.

Más allá de la expectativa de mayor inflación, que implica un alza a futuro en las UVA, la apuesta del mercado a que tras el anuncio se vendría un recorte en las tasas en pesos fue lo que impulsó a los inversores a volcarse de lleno a estos plazos fijos. "Se registró una suba en depósitos UVA, pero sobre todo en el segmento corporativo. En individuos, en cambio, la tendencia fue la inversa", explicaron desde uno de los doce bancos que ofrece este instrumento. Si bien el Central lanzó estos depósitos más de dos años, los bancos demoraron en darle fuerza a estos depósitos y recién hace algunos meses, después de una llamada de atención del organismo monetario, comenzaron a darle más impulso, y permitieron que se puedan realizar a través de internet.

Los bancos que hoy ofrecen estos depósitos son el Ciudad, el BBVA Francés, Galicia, Hipotecario, Itaú, Macro, Provincia, Santander y Supervielle. En promedio, las tasas son de UVA más 3%, aunque hay algunos bancos que pagan hasta 5 puntos por encima del índice y otros pagan sólo la variación de UVA. El plazo mínimo en todos los casos, por regulación del Central, es de 180 días.

En el Hipotecario ya tienen una cartera de aproximadamente $40 millones de plazo fijo UVA, repartidos entre 700 inversores (un promedio de poco más de $50.000 cada uno) y ofrecen una tasa de UVA más 5%. "Es una herramienta clave para el fondeo de los créditos hipotecarios UVA", comentaron desde la entidad, que ya está trabajando en la securitización de hipotecas.

Por su parte, Guillermo Jejcic, Director de Marketing, Producto y Planeamiento del Itaú explicó que "en la banca minorista de Itaú, desde que lanzamos en octubre el plazo fijo UVA por home banking experimentamos un crecimiento muy fuerte, y cuando la tasa se puso al 4% subió aún más". El banco salió en diciembre al mercado con su primera emisión de ON atada a UVA, con la que colocó $292,95 millones a una tasa de 5,49%. El 77% de la participación se concentró en Fondos Comunes de Inversión y el otro 23% en aseguradoras.

En la misma línea, más allá del incipiente impulso de los inversores minoristas en depósitos UVA, las compañías de seguros junto con el FGS de la Anses son los que concentran la mayor parte del stock.

En el Banco Provincia tienen un total de 24.545 depósitos a plazo fijo en UVA por $317,09 millones, a una tasa de UVA más 4%. "Respecto de enero 2017 se verifica un crecimiento del 509% en el capital de los depósitos y del 1.932% en la cantidad de certificados", explicaron desde la entidad.