Marcos Peña aseguró hoy que el Gobierno no ve “ningún elemento que  indique que se vaya a descontrolar la economía”, después de la  devaluación de ayer, que acumuló 10,4% en diciembre. 

“Nosotros tenemos absoluta certeza y hay un consenso bastante  amplio de economistas que el año que viene Argentina va a crecer,  el salario real está creciendo y está creciendo el empleo”, dijo el funcionario

El Jefe de Gabinete defendió la decisión del Gobierno de modificar  las metas de inflación después de no haberlas cumplido en 2016 y  2017, con un error de cálculo que alcanzó entre los dos años los  23 puntos porcentuales.  

No obstante, Peña intentó transmitir calma a la sociedad al  rechazar cualquier posibilidad de escenario de crisis económica:  “No vemos ningún elemento que indique que se vaya a descontrolar  la economía. No hay una intranquilidad”.

El funcionario consideró que “no es razonable” sentir  incertidumbre por la presentación que hizo ayer junto a los  ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, y de Finanzas, Luis Caputo; y al presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger.

Peña negó además que se haya vulnerado la independencia del Banco Central con la modificación de las metas de inflación para los próximos tres años, y aseguró que el Poder Ejecutivo está “orgulloso” de la calidad y prestigio del titular de la entidad, Federico Sturzenegger. 

‘Federico está bien, estamos contentos con él”, dijo el Jefe de Gabinete, y agregó:  “Estamos orgullosos, es un economista de calidad y prestigio”.

Respecto del tipo de cambio, Peña dijo que “no estamos viendo una devaluación del tipo de cambio real. Es una cuestión de fluctuación; es un tipo de cambio flotante, uno de los pilares del programa económico, un amortiguador de los shocks externos”. 

‘Está creciendo la inversión, que motoriza el crecimiento económico. Esto hace que el crecimiento sea sustentable y sólido. El año próximo también creceremos. Estamos logrando bajar impuestos”, afirmó el Jefe de Gabinete.