Tras la sanción de ayer de la reforma previsional en medio de la represión y las movilizaciones, la cámara de Diputados debatía el paquete de leyes en materia fiscal y tributaria, que introduce una serie de beneficios impositivos para las empresas y grava la renta financiera para las personas físicas.

La iniciativa del oficialismo propone reducir al 25% la tasa de impuesto a las Ganancias para aquellas compañías que reinviertan sus utilidades, la posibilidad de descontar el impuesto al cheque, la devolución acelerada del IVA para inversiones y la eliminación de las contribuciones patronales para los salarios brutos de menos de $12.000.

El objetivo del Ejecutivo es reducir la presión tributaria para favorecer las inversiones y la creación de empleo registrado.

El proyecto también propone elminiar el impuesto a la compraventa de inmuebles, que será reemplazado por un gravamen a la ganancia de capital a partir de la segunda vivienda.

Por otro lado, se establece un impuesto a la renta financiera a las personas, que hasta ahora estaban exentas para ese tipo de inversiones. Así, se fija una tasa del 15% para los bonos en dólares o que ajustan por coeficiente, y del 5% para aquellas nominadas en pesos.

El Senado convocó a una sesión a las 13.30 para conformar la comisión de Presupuesto y Hacienda

Asimismo, en el debate de comisión se acordó reducir al 10,5% la alícuota de IVA de la carne porcina y aviar, por lo que quedará equiparada a la de la de origen vacuno.

Cervezas y cooperativas

Los puntos más controversiales de la reforma tributaria están puestos en la suba del 8% al 17% en los impuestos internos para las cervezas, que generaron el grito en el cielo de las empresas del rubro, y el tratamiento equitativo que se le quiere dar a las cooperativas en el pago de Ganancias.

En ese sentido, ayer en la sesión el diputado kirchnerista Axel Kicillof habló en contra de este punto. "Vamos a pedir que no se les cobre impuesto a las ganancias a las cooperativas y mutuales, porque no tienen ganancias, tienen actividades distintas a las de las empresas con fines de lucro, por lo que no pueden trasladárselo a sus dueños. Van contra el deporte, la salud, la comunidad", dijo el ex ministro de Economía.

Además, requirió eximir el impuesto a la cerveza artesanal, que el Ejecutivo pretende que paguen el mismo tributo que las grandes cerveceras. "Hace poco tiempo el ministro entonces de Educación, candidato a senador, recomendó poner cervecerías artesanales y vino el Gobierno a los pocos meses y les clavó un impuesto del 17% a las cervezas artesanales. Un poco de coherencia", pidió el legislador.

En tanto, el oficialista Luciano Laspina aseguró que el proyecto de reforma tributaria impulsada por el Gobierno nacional busca reducir la "pesada mochila que tiene la economía" en materia impositiva, además de "generar incentivos para la inversión y la creación de empleo".

En un primer momento, la reforma incluía una suba de impuestos para las bebidas azucaradas, pero tras una negociación con el gobernador tucumano Juan Manzur finalmente fue descartada.

Además de la tributaria, la Cámara baja buscaba sancionar la ley de revalúo para las empresas, que les permitirá ajustar sus balances por inflación a cambio de una penalidad, el pacto fiscal con los gobernadores para que reduzcan ingresos brutos y mantengan constante su nivel de gasto y empleo público, y una nueva fórmula de coparticipación, tras al acuerdo al que llegó el Ejecutivo con los mandatarios provinciales para devolverles el 15% que les retraía para financiar a la Anses.

Si la ley se aprueba en Diputados, pasará a la cámara de Senadores, en donde se convocó sesión para hoy.

Así, se constituirá la Comisión de Presupuesto y Hacienda, la cual estaría presidida por Esteban Bullrich, tras el acuerdo al que llegó Cambiemos con el interbloque Argentina Federal.

La reunión comenzará a las 13.30, con la presentación que realizará el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.