Luego de dos caídas consecutivas, y desde su menor valor en dos meses y medio, el dólar trepó ayer seis centavos a $17,60 para la venta, impulsado por un repunte en la demanda privada. Según un promedio realizado por el Banco Central, en el segmento minorista la divisa cerró a $17,14 para la punta compradora y $17,60 para la vendedora. Así, en el Banco Nación el dólar finalizó a $17,55 en los mostradores, tras abrir a $17,40.

En el segmento mayorista, el dólar cerró a $17,35, es decir que subió doce centavos y medio frente al anterior cierre.

El volumen operado en el segmento de contado alcanzó los u$s755,879 millones, según operadores de la city porteña, quienes evaluaron que durante la rueda, la plaza financiera registró un avance en la demanda, lo cual impulsó al tipo de cambio.

En el arranque de diciembre, el dólar volvió a perder terreno, al registrar una caída de ocho centavos, lo que lo llevó a su menor valor en los últimos dos meses y medio.

A lo largo de noviembre, el billete norteamericano había acumulado un descenso de 31 centavos, en medio de un mercado abastecido de billetes y sin presión compradora. La alta tasa en pesos fue el principal factor que motorizó el desarme de posición en dólares para invertir en activos en pesos.

La liquidación de dólares por parte de las empresas exportadoras de cereales, oleaginosas y derivados superó los u$s20.000 millones, pero se encamina a cerrar el año con una caída del 10%.

Las firmas del sector liquidaron u$s369 millones entre el 27 de noviembre y el 1 de diciembre, con lo que el monto liquidado desde comienzos de año ascendió a los u$s20.293 millones.

Los datos se desprenden del informe semanal de la Cámara de la Industria Aceitera (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan un tercio de las exportaciones argentinas.

El acumulado en lo que va del año es un 9,8% inferior a los u$s22.500 millones registrados en el mismo período del 2016 y se encamina así a cerrar el año con un descenso de aproximadamente el 10%.