Luego de las primeras horas de rueda, el Banco Central compró divisas y el dólar se aceleró a $38,19, a sólo un centavo del piso de la zona de no intervención. Mientras, en las pizarras, el billete vuelve a superar los $39.

La autoridad monetaria salió a subastar u$s25 millones y compró u$s18 millones a un precio promedio de  $38,07, en tanto que el máximo valor de compra fue de $38,14.

En el promedio oficial, la moneda minorista cruzó otra vez la barrera y se ubica en $37,06 para la compra y $39,01 para la venta. Al mismo tiempo, en el Banco Nación la compra y la venta de la moneda estadounidense también aumentó: opera a $37,30 para la demanda y a $39,10 para la oferta. En tanto, en el promedio de bancos y casas de cambio de la City porteña la divisa extranjera sube y se consigue a $37,21 para la punta compradora y $39,17 para la vendedora.

Ayer, el Banco Central apostó a la compra de u$s75 millones para que el billete en el mercado en el que operan los bancos y grandes financistas vuelva a la zona de no intervención a la que había logrado llegar el lunes, tras días de depresión cambiaria. Si bien el dólar se recuperó unos centavos a $37,99, aún le quedó un tramo para establecerse cómodo dentro de la zona.