El avance de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional y el respaldo que manifestó públicamente el martes el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a las políticas económicas que está llevando adelante el Gobierno argentino para sanear sus cuentas y salir de la recesión logró torcer ayer el humor de los inversores. Las acciones líderes locales se dispararon hasta un 12%, mientras que una fuerte suba de los bonos impulsó una caída de 39 puntos en el nivel de riesgo país.

El Merval cerró la rueda con una sólida suba de 4%, que sin embargo no le bastó para compensar las fuertes pérdidas del inicio de la semana, que llegan ahora al 2,1 por ciento.

Las noticias sobre los encuentros que mantuvo ayer la comitiva argentina con miembros del Tesoro de EE.UU. y luego con la directora del FMI, Christine Lagarde, también mejoró el ánimo de los inversores extranjeros sobre los activos argentinos, lo que permitió que los ADRs locales alcanzaran ayer subas de hasta 11% y los bonos en dólares de más largo plazo treparan por encima del 3 por ciento.

La suba en el precio de los títulos de la deuda local ayer generó una importante caída en la prima de riesgo local. El índice de riesgo país que elabora JP Morgan se redujo ayer en 39 puntos, hasta 744 unidades.

Entre las acciones más beneficiadas por el renovado humor de los inversores se ubicó ayer Edenor, con una suba en la Bolsa local del 12,1% y del 11,5% para sus Adrs en Nueva York.

En el mercado de bonos, en tanto, el Par en dólares se disparó un 3%, mientras que el bono a 100 años trepó 2,4 por ciento.