El costo de la producción subió 3,6 por ciento en septiembre en comparación con
igual mes del año anterior, pero se mantuvo estable con relación a agosto, según el Índice de Costo Argentino de la Producción (ICAP), difundido hoy por el Instituto de Economía de la Fundación de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE).

Entre los componentes del ICAP, mostraron una tendencia descendente en términos reales durante septiembre la energía eléctrica, el costo logístico, las materias primas, el riesgo país, conflictos laborales, los costos de seguro patrimonial y costos logísticos. 

En tanto, con tendencia al alza se ubicaron la presión tributaria, la tasa de interés
activa y el costo de la construcción.

Con relación a agosto, el ICAP se mostró estable, registrando un alza de apenas 0,1 por ciento, por lo que no pudo sostener la tendencia a la baja observada durante el mes previo. 

El nuevo indicador sintético elaborado a partir de la agregación de diferentes componentes del costo empresario busca monitorear de forma periódica la tendencia del costo a partir del seguimiento de variables relacionadas con los insumos productivos y el clima de negocios, se informó.

Al reflejar la dinámica del costo argentino se constituye en una herramienta para la toma de decisiones tanto en el sector privado, para identificar mejoras o retrocesos a nivel agregado, como para el sector público, donde contribuye a partir de información precisa al diseño de políticas que contribuyan a mejorar la competitividad, afirmaron desde la UADE.