Una familia tipo -compuesta por dos adultos y dos menores- necesitó en noviembre en la Ciudad de Buenos Aires percibir ingresos por 16.559 pesos para comprar los alimentos, la indumentaria y abonar los servicios que componen la Canasta Básica Total, de manera de no caer debajo de la línea de la pobreza, informó hoy la Dirección de Estadística y Censos porteña.

El Valor de la Canasta Básica Total (CBT) de noviembre resultó 1,5% superior al de octubre y 22,2% superior a la noviembre del año pasado.

En la víspera, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó un valor ligeramente inferior para la CBT, 16.027 pesos, pero con variaciones mensuales e interanuales similares.

En tanto, la Canasta Básica Alimentaria (CBA) -que reúne la cantidad mínima de comida que necesita ese mismo grupo familiar para subsistir y no caer por debajo de la línea de la Indigencia- ascendió 8.129 pesos en noviembre.

La CBA mostró así una suba de 2 % en relación a octubre y acumuló un alza de 20,6% en los últimos 12 meses.

Si bien estas variaciones también son similares a las del Indec, lo cierto es que el costo de la CBA nacional es sensiblemente inferior, con 6.568 pesos.

El Indec informó que el índice de pobreza alcanzó en el primer semestre del año a 28,6% de los habitantes de los centros urbanos, entre los cuales 6,2% son indigentes, por debajo de la medición de igual período del 2016 que arrojó valores de 32,2% y 6,3%, respectivamente.

La población total en los 31 aglomerados que releva el Indec es de 27,4 millones de personas, distribuida en 8.867.256 hogares.

Los porcentajes presentados significan que, durante el primer semestre, se encuentran por debajo de la línea de pobreza 7.838.005 personas distribuidos en 1.807.590 hogares.

En ese conjunto, están incluidas 1.704.883 personas indigentes distribuidas 400.146 hogares.