La compra de la cooperativa SanCor por parte de la firma neocelandesa Fonterra podría definirse en cuatro o cinco meses a través de la creación de una tercera sociedad, donde la láctea argentina tendría una participación de entre 20% y 30% y el resto quedará en manos de la empresa extranjera.

Fuentes cercanas a SanCor confirmaron a la agencia Télam que la cooperativa vendería sus activos a una "nueva sociedad" y que el proceso puede llegar a demorar "cuatro o cinco meses".

"Hace rato que la empresa con la que negociamos es Fonterra, es la elegida y la que se ajusta al plan que diseñamos a principio de año", ratificaron en la cooperativa con sede en Sunchales, Santa Fe.

Fonterra, que también es una cooperativa, es considerada una de las empresas lácteas más importantes a nivel internacional.

"Los avances son muy firmes, va a haber noticias en las próximas semanas, pero todo el proceso puede durar varios meses", acotaron las fuentes.

En SanCor aseguran que "lo peor ya pasó" y que ahora "estamos con las cuentas ordenadas y el camino marcado es muy bueno".