Los representantes del Fondo Monetario Internacional cumplieron ayer con el primer paso de la agenda política con precandidatos presidenciales de la oposición. Ante ellos, el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, expuso a grandes trazos el plan que, a su criterio, debería aplicarse para que Argentina retome el camino del crecimiento. Reforma impositiva., previsional y laboral, independencia del Banco Central, fortalecimiento institucional y negociación con el FMI fueron los temas que expuso ante el italiano Roberto Cardarelli y Trevor Alleyne, durante una reunión en la sede porteña de la Casa de Salta.

"El financiamiento tiene que estar al servicio de la producción y no para financiar la ineficiencia del Estado y la fuga de capitales", explicó al término del encuentro el gobernador salteño, uno de los fundadores del sector peronista no kirchnerista que integran Sergio Massa, Miguel Angel Pichetto y el cordobés Juan Schiaretti.

Ante los representantes del FMI, Urtubey planteó que se deben "generar políticas de estado que fortalezcan la independencia del Banco Central y que devuelvan la confianza en la moneda local" y que el financiamiento esté "al servicio de la producción y no para financiar la ineficiencia del Estado y la fuga de capitales".

"La falta de confianza en la Argentina no se resuelve solo desde la economía, hay que cambiar el sistema político, sostener las reglas de juego y reconstruir el sistema financiero al servicio de la producción", señaló Urtubey.

En ese punto, remarcó que se necesita avanzar en "una reforma impositiva que priorice impuestos progresivos o a la riqueza en vez de regresivos como el IVA, la simplificación del sistema tributario incentivando la formalización de la economía, eliminando impuestos que la desalientan, como por ejemplo el impuesto al débito y crédito".

Urtubey sostuvo que hay que priorizar "un fuerte incentivo a la generación de trabajo formal, bajando impuestos al trabajo y reduciendo la litigiosidad" y remarcó que debe ser complementado con "una política previsible respecto de las tarifas de servicios públicos que eviten continuos tarifazos, son el camino para una reducción sustentable y sostenida de la inflación que tanto castiga a los argentinos".

En sus declaraciones, el precandidato presidencial se centró en la necesidad de que Argentina vuelva a crecer para poder cumplir con los compromisos externos, y en mejorar las cuentas fiscales aumentando la presión impositiva sobre el patrimonio y no sobre el consumo.

Urtubey estuvo acompañado por el Jefe de Gabinete de la provincia Fernando Yarade y el ministro de Economía Emiliano Estrada y los economistas de su equipo Federico Furiase y Martín Vahutier.