"Hay serias falencias en la seguridad. En siete meses tuvimos ocho muertos. Si éste es el costo de trabajar en  Vaca Muerta, lo digo francamente, el yacimiento va a fracasar", sostuvo Guillermo Pereyra, senador nacional y secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa.

Por este motivo, el senador informó que están "convocando a un cuerpo de delegados" y se van "a tomar medidas muy fuertes". "La empresa que no se quiera encarrilar no va a trabajar. Acá está en juego la vida de los compañeros", determinó.

En los últimos días fallecieron dos trabajadores de la empresa Tecpetrol, luego de caer a una de las piletas de purga.

El dirigente sostuvo además que el trabajo en Vaca Muerta "requiere mucha concentración", por lo cual insistió en instalar "estrictas medidas de seguridad".

El Gobierno "dice que hubo algún tipo de flexibilización es porque no conoce de este trabajo: no me arrepiento de haber firmado el acuerdo de 2017 porque trajo beneficios a los trabajadores y fue acordado con ellos", concluyó Pereyra