La Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA) y la Autoridad del Agua (ADA) bonaerense llegaron a un acuerdo para la reformulación del decreto del denominado "Canon del Agua", que incorporará equidad intersectorial, generará seguridad jurídica a largo plazo, garantizará los criterios ambientales de los recursos hídricos de la Provincia, y contemplará las particularidades de los costos para las Pymes. De este modo, podrá solucionarse un reclamo que llegó a estrados judiciales presentado hace cuatro años por la UIA.

Las negociaciones entre la UIPBA y ADA llevaron más de un año, e incluyeron "un fuerte trabajo de los equipos técnicos de la entidad industrial y de los funcionarios bonaerenses, con el objetivo de destrabar uno de los principales conflictos que se había generado por la discrecionalidad del cobro del gravamen, que se comenzó a aplicar en el año 2014", destacó un comunicado de prensa.

"Los acuerdos son resultado de un trabajo de diálogo y consenso que permitió generar un marco de entendimiento para las partes", destacó el presidente de la UIPBA, Martín Rappallini, luego del encuentro que mantuvo con el titular de ADA, Pablo Rodrigué. Y agregó: "Esto es parte de la agenda de trabajo que desarrolla la UIPBA, en donde los términos del acuerdo se elaboraron de manera conjunta con ADA, que incluyó una comunicación y un trabajado constante con nuestros socios sectoriales y territoriales".

De concretarse la iniciativa a través de un decreto, comenzará a utilizarse una fórmula razonable para calcular el canon, lo que generará que el sector productivo tendrá previsibilidad tanto en el uso como en la provisión y disponibilidad del recurso, además de la sustentabilidad por la correcta utilización del recurso hídrico de la provincia de Buenos Aires.

"Esta potencial legislación se transformará en un leading case porque hace a la reutilización del agua y a la restitución a los cuerpos y cursos de agua", afirmó la presidenta del Departamento de Ambiente, Flora Otero.