Tras un arranque a toda máquina, el apetito por los activos argentinos se fue agotando en febrero y, en un año jaqueado por la incertidumbre que generan las elecciones de octubre, el mercado local suma otra mala noticia.

MSCI, el proveedor líder de índices a nivel mundial, anunció el viernes que aumentará en cuatro veces el peso de las acciones clase A de China en sus índices de emergentes, tras un manifiesto mayor interés de los grandes inversores internacionales por los papeles de ese país.

La decisión de elevar la ponderación de la renta variable china, que según los analistas de JP Morgan podría agregar u$s85.000 millones extra al mercado bursátil del Gigante asiático, ya comenzó a dejar sus secuelas en el resto de los emergentes, incluida la Argentina.

Tal como quedó plasmado en los principales índices bursátiles de la región, el viernes fondos internacionales empezaron a desarmar posiciones en Latinoamérica para dirigir ahora sus capitales hacia la renta variable de China. Operadores hablan del inicio de un proceso, por lo que en los próximos días podrían verse más números rojos en el mercado local, que tendrá dos días de ventaja por el feriado de Carnaval, y en los países vecinos.

Según destaca un informe de UBS, una vez que se haga efectivo este anuncio, el índice de mercados emergentes de MSCI sufrirá una fuerte rotación que perjudicará a los países latinoamericanos. El banco estima que Brasil podría ser el más golpeado de la región, con una salida de capitales de hasta u$s7.400 millones.

El viernes los ADRs argentinos que cotizan en Wall Street se desplomaron hasta un 7,4% y el riesgo país trepó 20 puntos, a 719 unidades. En la misma línea, el S&P Merval arrancó marzo con una pérdida de 1,9 por ciento.

Si bien la caída en la región fue generalizada, el castigo sobre los activos locales el viernes fue más contundente, en un escenario en el que la incertidumbre electoral ya comienza a jugar fuerte y los datos de la economía siguen tirando para abajo. El Bovespa brasileño bajó un 1% y la Bolsa de México cedió 0,48 por ciento.

El peso argentino también fue la moneda más golpeada dentro del grupo de los países emergentes, con una depreciación el viernes del 1,78% contra el 0,58% que se devaluó el real de Brasil y el 0,67% que cayó la lira turca.

Con la incertidumbre electoral ganando terreno y un contexto externo que ahora también juega en contra, el "veranito financiero" de enero ya es cosa del pasado. "Los mercados locales (acciones y deuda) podrían continuar con un significativo ajuste si en las próximas semanas la incertidumbre electoral gana peso, y/o si dudan los mercados internacionales", señala un informe de Delphos Investiment.

Ver más productos

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Roma está poblada de aborígenes

Roma está poblada de aborígenes

Ver más productos