Vista Oil & Gas anunció ante los mercados que la productividad de su primer pad de cuatro pozos de shale oil en el bloque Bajada del Palo Oeste, se encuentra entre los mejores de Vaca Muerta, con un pico de producción que alcanzó los 6.500 barriles de petróleo equivalente por día (boed), registrados a mediados de abril.

La compañía informó que perforó dos pozos con horizonte objetivo en La Cocina y dos en Orgánico Inferior, con una extensión lateral de 2.550 metros y 34 etapas de estimulación en promedio por pozo. El costo de perforación y completación fue de u$s13,8 millones, que significan 1.600 dólares por pie lateral. Cada uno de los cuatro pozos mostró niveles de producción por encima de los esperados.

Vista también informó sobre el avance de la actividad en su segundo pad de cinco pozos, donde ya completó la perforación de tres de ellos y la perforación de las secciones guías e intermedias de los dos restantes.

La compañía creada por Miguel Galuccio consiguió niveles de producción por encima de lo esperado

Vista, compañía creada por su Chairman & CEO, Miguel Galuccio, logró poner en producción su primer pad de cuatro pozos en Vaca Muerta en tiempo récord, tras iniciar sus operaciones hace un año. El bloque Bajada del Palo Oeste es un activo estratégico, que permitirá incrementar la producción de Vista de los 24.500 boed promedio de 2018 a 65.000 boed promedio en 2022.

Un modelo de excelencia operacional

La compañía ha registrado un gran desempeño en el bloque Bajada del Palo Oeste desde el inicio de su operación. Los excelentes resultados operativos se apoyaron en la planificación exhaustiva, la innovación y la eficiencia, apalancando la implementación de su iniciativa One Team. Bajo este inédito acuerdo con contratistas se logró alinear los objetivos de Vista con los de las compañías de servicio para alcanzar la excelencia en el desempeño operativo.

La compañía informó que logró niveles de eficiencia de bombeo récord, habiendo alcanzado completar ocho etapas de fractura en un día, y realizar un promedio de cinco etapas por día en todo el pad, lo que se considera es el estándar más alto de Vaca Muerta a la fecha.

También resultó clave el enfoque de sustentabilidad que la compañía le dio a su modelo de desarrollo. Vista utilizó 22 kilómetros de mangueras flexibles para el transporte de agua, garantizando de esta manera el abastecimiento durante todo el proceso de terminación, reduciendo los costos logísticos y minimizando el impacto en el entorno, al evitar más de 7.500 viajes en camión.

A su vez, fue el primer operador en la cuenca en completar un pad utilizando 100% de sand boxes para almacenar y transportar la arena de fractura. Esto hace más eficiente a la operación en términos de costos logísticos, y mejor en términos de salud ocupacional, ya que elimina la presencia de polvo de sílice en suspensión.

Asimismo, Vista indicó que con el objetivo en avanzar hacia un desarrollo sustentable, conectó sus cuatro pozos directamente a una instalación temprana de producción con lo que minimizó sus emisiones por venteo de gas y transporte de crudo en camiones.

La compañía ya invirtió más de 100 millones de dólares en su proyecto de Vaca Muerta y proyecta invertir un total de 300 millones de dólares durante 2019 en su operación en la cuenca neuquina. En los próximos cinco años planea invertir más de 2.000 millones de dólares para perforar más de 150 pozos en Vaca Muerta, con el objetivo de incrementar su Ebitda de los u$s195 millones de dólares reportados en 2018 a más de 900 millones de dólares en 2022.