La crisis de empleo no descansa. Según los datos que difundió el Indec, previos a la devaluación post elecciones PASO, la tasa de desempleo anotó una suba de 1 punto en términos interanuales y se ubicó en 10,6%.

De esta manera, el aumento fue de 10,4% y, en comparación al primer trimeste de este año, el desempleo creció medio punto. La coyuntura actual afecta a 2,5 millones de personas en todo el país, incluyendo zonas rurales, mientras que 8.303.000 de argentinos se encuentran con problemas de empleo.

El pico de desocupados se registró en la zona del Gran Buenos Aires, que registró un total de 11,9% y significó un incremento del 7% anual. La región del Noreste tuvo la tasa más baja, ubicándose en 3,7% y marcó un descenso de 0,8% en relación al mismo trimestre del año pasado. Además, Mar del Plata se situó como la ciudad con mayor desocupación del país con 13,4%.

De acuerdo a las cifras oficiales, la subocupación, que refleja a quienes están empleados pero desearían trabajar más horas, tuvo una fuerte suba y llegó al 13,1%. En el primer trimestre había sido del 11,8%, informó el organismo estadístico.

 

La consultora LCG realizó un informe dónde no avisora una pronta recuperación de puestos de trabajo. "Las perspectivas hacia delante indican que el desempleo seguirá en aumento debido a que se profundizó el efecto de la actividad a la baja y la inflación al alza durante el tercer trimestre. El mercado de trabajo seguramente seguirá moviéndose en la dirección menos deseada, mayor participación y una tasa de desempleo más alta".

"Difícilmente en este contexto de excesiva volatilidad e incertidumbre política la demanda de trabajo logre recuperarse. Así, será difícil ver una tasa de desocupación debajo del 10% durante la segunda mitad del año. Esperamos que 2019 y 2020 sean años donde el desempleo siga mostrando un registro de dos dígitos" agrega el comunicado.