El primer día de 2018 bajaron las comisiones que los comerciantes les pagan a las tarjetas por cada venta realizada, al iniciar un sendero que seguirá con la reducción al menos hasta 2021, destacó hoy el Gobierno.  

Los aranceles por el uso de la tarjeta de crédito para cobrar un producto o servicio se redujo del 3% al 2,35% y para las ventas  con débito descendió hasta del 1,5% al 1,1%. 

“En marzo de 2017 se estableció una reducción gradual de los  aranceles máximos que pagan los comercios que ya fue  implementada”, dijo en un comunicado de prensa el Secretario de Comercio, Miguel Braun. 

Y señaló que este es el segundo paso de esa reducción que  continuará los próximos años hasta llegar a los valores acordados,  en el marco de una mayor competencia que permitirá que los  comercios obtengan comisiones menores, más alternativas de  financiamiento y mejores servicios. 

El acuerdo fue suscripto ante el ministro de Producción,  Francisco Cabrera, por la Cámara Argentina de Comercio y Servicios  (CAC) y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y  las empresas Prisma (licenciataria de VISA), First Data  (licenciataria de Mastercard), Cabal, Tarjeta Naranja, Italcred y  Tarshop. 

El convenio estableció como meta final para 2021 que el máximo  que podrán cobrar los plásticos a los comercios es de hasta 1,8%  por cada operación en crédito y 0,8 en débito.